Escucha esta nota aquí

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, concretó este martes el quinto cambio de gabinete de su gobierno con el nombramiento de seis nuevos ministros, entre ellos el de Interior y el de Relaciones Exteriores, a tres meses del referéndum Constitucional.

Tras sufrir la semana pasada una dura derrota en el Congreso con la aprobación de una reforma que permite el retiro anticipado de los fondos de pensiones, que incluyó los votos de parlamentarios de su coalición de derecha, Piñera nombró al exsenador ultraconservador Víctor Pérez como ministro del Interior y al también exsenador Andrés Allamand como canciller.

Tanto Pérez como Allamand han expresado de manera contundente su oposición a la reforma de la Constitución que será sometida a referéndum en octubre y que goza de un respaldo popular de más de 70%, según sondeos.

"Convoco a este nuevo gabinete y a todo 'Chile Vamos' (la coalición de gobierno) a emprender una nueva etapa con un espíritu constructivo", dijo Piñera en la ceremonia de juramentación de los nuevos ministros.

El cambio incluyó también el ingreso del exdiputado y presidente del partido Renovación Nacional, Mario Desbordes, como ministro de Defensa, y del también exdiputado Jaime Bellolio como ministro de de Gobierno o vocero oficial.

Bellolio sustituyó en el cargo a Karla Rubilar, quien a su vez reemplazó a Cristián Monckeber al frente de la cartera de Desarrollo Social, en tanto éste último pasó a ocupar la secretaría general de la Presidencia.

El referéndum Constitucional tendrá lugar el 25 de octubre, tras postergarse debido a la pandemia de coronavirus, pues inicialmente estaba previsto para el 26 de abril.

Los chilenos deberán responder "apruebo" o "rechazo" una reforma a la Constitución heredada de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), en el marco de una iniciativa que se planteó como uno de los caminos para destrabar la crisis social que estalló en Chile en octubre de 2019.

Asimismo, deberán decidir el mecanismo con que se redactará una nueva Carta Magna, en caso de que se apruebe reformarla.