Escucha esta nota aquí

El número estimado de muertos por coronavirus en España en marzo, abril y mayo superó los 45.600, es decir unos 18.500 más que los contabilizados en el balance oficial del Gobierno hasta esa fecha, indicó este jueves el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El INE precisó que dentro del total (45.684) hubo 32.652 muertos en los que el Covid-19 fue certificado como la causa del fallecimiento, y otros 13.032 "con sospecha, por tener síntomas compatibles con la enfermedad".

El dato del INE supone así, en esos meses, 18.557 fallecidos más respecto al balance oficial del Ministerio de Sanidad, que solo contabiliza los casos confirmados mediante test y el 1 de junio informó de un total de 27.127 muertos.

Incorporando esos datos al número oficial de fallecidos por Covid-19, España habría acumulado en realidad más de 65.500 fallecidos por la enfermedad hasta este momento.

La cifra del INE conocida este jueves abunda en la sospecha generalizada, entre las propias autoridades, de que en la primera ola de la pandemia, en primavera, no se contabilizaron muchos casos como oficialmente fallecidos por el nuevo coronavirus.

En aquellas semanas, la multiplicación de pacientes y de muertos desbordó hospitales, funerarias y registros civiles, de manera que las autoridades no daban abasto para someter a test a todos los fallecidos. 

"¿Qué más da una cifra más alta que otra o más baja cuando hablamos de 28.000 víctimas? ¿Cambia algo? (...) Nuestro trabajo no tiene que ver con individuos, sino con poblaciones", decía el epidemiólogo en jefe de Sanidad, Fernando Simón, en una entrevista con el semanal del diario El País a comienzos de julio refiriéndose al balance oficial de ese momento.

Comentarios