Escucha esta nota aquí

Tras la masacre de Orlando, el presidente Barack Obama, además de referirse al hecho, denunció abiertamente la retórica "anti-musulmán" del virtual candidato republicano a la presidencia de EEUU, Donald Trump.

Trump había insistido en su propuesta de prohibir la entrada a EEUU de los musulmanes tras el tiroteo en el club Pulse y criticó la debilidad de la administración Obama.

Como si estuviese harto de esta retórica, el presidente Obama censuró abiertamente a Trump por utilizar un lenguaje que sugiere que "comunidades religiosas enteras son cómplices de la violencia".

En un tono apasionado, el presidente se preguntó dónde se detiene la propuesta de Trump. "¿Vamos a tratar a los americanos musulmanes diferente? ¿Vamos a empezar una vigilancia especial? ¿Vamos a comenzar a discriminarles por su fe? Esta no es la América que queremos; no refleja nuestros ideales democráticos", subrayó señalando que entre las libertades fundacionales de EEUU está la religiosa.

También destacó que ese discurso no hará más seguro a EEUU sino todo lo contrario, va a alimentar la "idea del ISIS (EI) de que Occidente odia a los musulmanes".

La dialéctica del virtual candidato del GOP a la Casa Blanca no fue secundada por el portavoz republicano en el Congreso, Paul Ryan, que se desmarcó este martes. "Hay una distinción muy importante que los estadounidenses necesitan tener en mente: Esta es una guerra contra el Islamismo radical; no contra el Islam. Los musulmanes son nuestros socios", dijo durante una rueda de prensa.

Ryan, que dio su apoyo a Trump hace unas semanas, señaló que la prohibición a los musulmanes no es "un interés de nuestro país. No creo que refleje nuestros valores". El portavoz republicano utilizó en su intervención la expresión "Islamismo radical". Un término que en estas últimas 72 horas se ha convertido en motivo de crítica a Obama desde las filas republicanas porque no la utiliza en sus discursos.

Finalmente, Obama recordó que el Estado Islámico y Al Qaeda quieren hacer de esta guerra un enfrentamiento entre el Islam y EEUU, o entre el Islam y Occidente. Y buena parte de su estrategia de reclutamiento de se basa en este mensaje.