Escucha esta nota aquí

Ocho personas murieron en una matanza por causas que se investigan en una zona rural del convulso departamento cocalero de Nariño, al suroeste de Colombia, informaron las autoridades este domingo. 

"Condenamos masacre de ocho personas en #Samaniego, Nariño. Desde esta madrugada el @COL_EJERCITO y @PoliciaColombia están en el lugar (...) Vamos a llegar al fondo y dar con los autores de este crimen", escribió en Twitter el presidente Iván Duque. 

Según el gobernador local, Jhon Rojas, las muertes de los "jóvenes" ocurrieron en la noche del sábado

"Presencia de grupos armados en Nariño viola el #DIH, sume en el terror a comunidad", denunció en Twitter, en referencia al Derecho Internacional Humanitario. 

En los últimos dos meses, 20 personas han sido asesinadas en Samaniego, una ciudad de unos 50.000 habitantes, de acuerdo al gobernador.

Limítrofe con Ecuador, el departamento de Nariño es una de las mayores zonas de narcocultivos en Colombia, con 36.964 hectáreas de las 154.000 sembradas en 2019, según la ONU. 

Por su ubicación estratégica para la salida de cocaína hacia Centroamérica y Estados Unidos, el departamento es disputado por disidentes de la guerrilla de las FARC que no se acogieron al acuerdo de paz, bandas narcotraficantes y rebeldes del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Aunque aliviada por el histórico pacto firmado con las FARC en noviembre de 2016, Colombia vive un conflicto armado que en más de medio siglo ha enfrentado a guerrillas, paramilitares, narcotraficantes y agentes estatales, con un saldo de ocho millones de víctimas entre muertos, desaparecidos y desplazados.

El país es el principal productor mundial de cocaína y Estados Unidos, el mayor consumidor de esta droga.