Escucha esta nota aquí

La Organización de Estados Americanos (OEA) concluyó este jueves una sesión extraordinaria de su Consejo Permanente sobre la crisis en Venezuela sin adoptar una decisión sobre la aplicación de la Carta Democrática al país suramericano.

Tras cuatro horas de discusiones, el embajador de Argentina, Juan José Alcurri, quien ocupa la presidencia rotatoria del Consejo, cerró la sesión sin que los países hubieran decidido adoptar algún tipo de medida para atender la situación venezolana.

La sesión estuvo centrada en la presentación del secretario general, Luis Almagro, de un informe en el que advirtió sobre la "grave alteración del orden constitucional" y democrático en Venezuela, ante la oposición del gobierno venezolano, que denunció un "golpe de Estado".

La canciller venezolana, Delcy Rodríguez, había dicho antes que con la celebración de esa sesión "se está dando un golpe de Estado en esta organización", tachando a Almagro de ser "parte y juez" de un proceso contra el gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Piden renuncia de Almagro

Venezuela, Bolivia y Nicaragua pidieron hoy la renuncia del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, al tiempo que la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, anunció que su Gobierno se reserva "las acciones legales a las que tiene derecho".

Preguntada por si, como Bolivia y Nicaragua, Venezuela exige la renuncia de Almagro, Rodríguez afirmó: "Nosotros la pedimos pero sabemos que es completamente inservible".

"Porque para que una persona renuncie en un caso como el que se está contemplado, supone un proceso de reflexión interna y ese proceso sin duda alguna debe estar marcado por principios éticos, morales, lo que en criollo llamamos tener vergüenza", dijo la canciller en rueda de prensa tras la sesión de la OEA.

"Y como sabemos que no tiene vergüenza, sabemos que no va a renunciar, y sabemos que la solicitud que con total seriedad se hace para que renuncie, sabemos que no va a tenderla, no tiene principios morales ni éticos", agregó.

Preguntada por si promoverá un proceso de destitución de Almagro de la Secretaría General, Rodríguez evitó dar una respuesta concreta.

Para destituir a un secretario general de la OEA es necesario que se convoque una Asamblea General extraordinaria en la que 24 de los 34 cancilleres apoyen esa decisión.

El embajador de Bolivia ante la OEA, Diego Pary, también pidió la renuncia de Almagro por estar "arrastrando" al organismo "a su oscuro pasado de intervenciones golpistas" contra los países miembros.

Por su parte, el representante alterno de Nicaragua, Luis Exequiel Alvarado Ramírez, dijo que su país "espera que el secretario general presente pronto su renuncia".