Escucha esta nota aquí

El presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, anunció este lunes el reinicio de la atención presencial en las oficinas públicas, al considerar que los contagios por coronavirus se mantienen controlados.

"Mañana (martes) se va a reiniciar en la administración pública la atención en las distintas oficinas, obviamente con un protocolo que ha sido consensuado, en primera instancia, con los técnicos que nos asesoran, y también con los propios funcionarios", informó el mandatario la noche del lunes en conferencia de prensa.

La decisión se anunció luego de conocer el resultado de más de 430 tests de Covid-19 aleatorios entre obreros de la construcción de todo el país, quienes retomaron su actividad el 13 de abril después de tres semanas de licencia especial por la epidemia. Ninguna de las pruebas dio positivo.

"Esto no quiere decir obviamente que no haya ningún caso entre todos los operarios de la construcción. Sí debemos decir que no ha habido un contagio masivo", aclaró Lacalle Pou, antes de asegurar que ese resultado "permite seguir evaluando la apertura de otras actividades".

El sindicato de funcionarios del Estado acordó con el Poder Ejecutivo la implementación de ciertas medidas sanitarias para garantizar un regreso seguro. 

Entre ellas, un régimen de turnos y horarios flexibles para evitar aglomeraciones, uso de tapabocas, disponibilidad de alcohol en gel y colocación de placas acrílicas donde sea necesario, según informó el local diario El País.

Los funcionarios públicos que integran grupos de riesgo -mayores de 65 años, embarazadas y aquellos con enfermedades previas- seguirían en régimen de teletrabajo.

Lacalle Pou dijo que el gobierno -que nunca declaró cuarentena obligatoria- evalúa siguientes pasos graduales hacia la "nueva normalidad".

"Sabemos que de cada decisión del gobierno depende la vida de los uruguayos (...) Estamos con la tranquilidad de estar bien asesorados, con respaldo político, técnico y científico", aseguró. 

Este lunes reabrieron un 85% de los comercios del centro de Montevideo, según una organización que los agrupa.

Si bien el gobierno ordenó solo el cierre de los grandes centros comerciales (shoppings), la mayoría de los locales de la céntrica avenida 18 de Julio bajaron sus persianas a mediados de marzo, cuando se declaró la emergencia sanitaria.

Con la reapertura de este lunes, la zona mostró un intenso movimiento, similar al de los días previos a la pandemia. 

Uruguay registra hasta este lunes 657 casos de coronavirus, 17 fallecidos y 447 personas ya recuperadas.



Comentarios