Escucha esta nota aquí

Se activa nuevamente la alerta mundial por la pandemia. La variante ómicron del Covid-19 parece propagarse más rápidamente que la delta y las vacunas son menos efectivas. Así lo establecen resultados preliminares de la Organización Mundial de la Salud, que está monitoreando el comportamiento de la cepa que fue reportada por primera vez en Sudáfrica, en noviembre.

Hasta el jueves 9 de diciembre, se confirmó la llegada de ómicron a 63 países, según una actualización técnica de la OMS. 18 de estos pertenecen a la Unión Europea y, en Latinoamérica, ya se reportaron casos en Brasil, México, Argentina, Chile y Perú.

Frente a esta alerta, los gobiernos de varios países determinaron nuevas medidas de prevención, así como planes de reforzamiento de la vacunación.

Primeras conclusiones

La OMS especifica que el avance más rápido de la variante no es exclusivo a Sudáfrica, donde la delta es menos prevalente, sino también en el Reino Unido, donde esta cepa es la dominante.

No obstante, por la falta de mayor información aún no se concluye si la tasa de transmisión de ómicron se debe a que logra sortear la inmunidad, a que sus características la hacen más contagiosa o una combinación de ambos factores.

La OMS proyecta que “ómicron supere a delta en los lugares donde hay transmisión comunitaria”.

Aunque en un principio se informó que esta cepa es menos agresiva, advierte que los datos todavía son insuficientes para establecer el nivel de gravedad del cuadro clínico que provoca ómicron, incluso si por el momento los síntomas parecen ser de “leves a moderados” tanto en el sur de África como en Europa.

Con respecto a las vacunas, también señala que los pocos datos disponibles inducen a pensar que el perfil genético de ómicron “baja la eficacia con respecto a la protección del contagio”.

El fabricante Pfizer/BioNTech indicó la semana pasada que un esquema de vacunación de tres dosis sigue siendo “eficaz” contra esta nueva mutación del virus.Es por ello que países que tienen medios están alentando a la población a recibir una tercera dosis.

Reino Unido, en alerta

Los responsables sanitarios del Reino Unido subieron el domingo el nivel de alerta por el Covid-19 debido al “rápido aumento” de los casos de la variante ómicron.

El nivel pasó de tres a cuatro, lo que indica que “el contagio es alto y que la presión sobre los servicios de salud es generalizada, significativa y está en aumento”.

Las autoridades señalaron que todavía no se conoce la gravedad de ómicron y que esto quedará más claro “en las próximas semanas”, pero que ya hay hospitalizaciones debido a la variante y que es “probable” que su número “aumente rápidamente”.

El primer ministro británico, Boris Johnson, advirtió que “viene una fuerte oleada” de Covid ante el avance de la nueva variante y se puso como objetivo suministrar nuevas dosis a los mayores de 18 años antes de fin diciembre.

Esta medida se suma a otras anunciadas por Johnson como un retorno al teletrabajo y el uso de un pasaporte sanitario en algunos lugares, que serán votadas el martes por el Parlamento.

El Reino Unido es uno de los países más golpeados por la pandemia, con cerca de 146.000 muertos y un promedio de 50.000 nuevos contagios cada día.

Otro de los países que estableció nuevas medidas para frenar la propagación del virus es España que extendió hasta el 26 de diciembre la obligación de cuarentena para todo pasajero procedente de un país africano considerado como de alto riesgo por la variante Ómicron, entre ellos Botsuana, Eswatini, Lesoto, Mozambique, Namibia, Sudáfrica y Zimbabue, según un informe del Boletín Oficial del Estado.

Comentarios