Escucha esta nota aquí

La OPEP y sus principales socios, incluida Rusia, decidieron adelantar al sábado su reunión por videoconferencia, prevista inicialmente para la próxima semana, en la que estudiarán el acuerdo para limitar la producción firmado en abril, indicó el viernes una fuente próxima a la organización.

La reunión, en la que participarán los ministros de Petróleo de los 13 países miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y de sus diez aliados externos al cártel (OPEP+), debía tener lugar el 9 y 10 de junio. 

Se celebrará por videoconferencia a causa de la pandemia de coronavirus.

El precio del petróleo está bajo una fuerte presión por las restricciones decretadas en todo el mundo para frenar la propagación del nuevo coronavirus. En un contexto de exceso de la oferta, la demanda del petróleo para el transporte o la industria está en caída libre desde principios de año.

Para limitar el descenso de los precios y adaptarse a la bajada del consumo, la OPEP+ decidió retirar del mercado, del 1 de mayo a finales de junio, 9,7 millones de barriles diarios (mbd).

Según el acuerdo cerrado el 12 de abril, esta medida se irá suavizando a partir de julio y la reducción pasará a 7,7 mbd de julio a diciembre.

En la reunión del sábado, se examinará el escenario de una prolongación del recorte drástico de 9,7 mbd más allá de junio. Pero alcanzar la unanimidad que permita esa extensión será complicado.

Argelia, que preside actualmente la OPEP, propuso adelantar la fecha de la conferencia para que las decisiones de los productores de oro negro se ajusten mejor a las transacciones del mercado de petróleo, según los analistas.