Escucha esta nota aquí

Nicolás Maduro
Getty Images
Maduro asegura tener pruebas de la participación de EE.UU. y Colombia en la operación.

Una operación "narcoterrorista" organizada con el apoyo de los gobiernos de Estados Unidos y Colombia para desestabilizar a su gobierno pero que fue "derrotada por la sólida unión cívico-militar-policial de Venezuela".

Así describió el presidente venezolano Nicolás Maduro la fallido intento de "invasión por vía marítima" denunciado por su gobierno el pasado domingo, 3 de mayo.

La supuesta intentona, que se saldó con al menos ocho muertos y por la que ya se han arrestado a 16 personas, incluyendo dos ciudadanos estadounidenses, fue bautizada como "Operación Gedeón" por sus organizadores.

Y el lunes por la noche Maduro compartió por televisión más detalles de la misma, así como de la contraoperación militar "Negro Primero" que le habría permitido a las fuerzas armadas venezolanas abortarla.

"Lo sabíamos todo: qué hablaban, que comían, que no comían, qué tomaban, qué no tomaban, quién los financiaba", aseguró Maduro, quien empezó su intervención recordando que en marzo pasado el exgeneral venezolano Clíver Alcalá -acusado de narcoterrorismo por EEUU-, ya había declarado estar planificando un intento de golpe de Estado en su contra.

"(Clíver Alcalá) declaró que el tal alias ´Pantera´ era un personal a su mando", recordó Maduro, haciendo referencia al excapitán Robert Colina, uno de los abatidos en La Guaira en la madrugada del domingo, para sugerir un lazo.

Pero según el mandatario venezolano -a quien buena parte de la comunidad internacional no reconoce como legítimo presidente de Venezuela-, el verdadero responsable de la operación es el gobierno de Estados Unidos, quien habría encargado su coordinación a su agencia antidrogas, la DEA.

Los supuestos involucrados

Según Maduro, "el gobierno de EEUU delegó en la DEA para la reparación de esta acción. Y delegó en una empresa privada, Silvercorp, toda su planificación operativa".

"La DEA buscó a los capos y carteles de la Alta Guajira colombiana, buscó a los carteles de La Guajira venezolana y de varios estados del país. Tenemos sus confesiones", aseguró el mandatario, quien también acusó de complicidad al gobierno del presidente de Colombia, Iván Duque.

El gobierno colombiano ha negado cualquier vínculo con lo ocurrido.

"Se trata de una acusación infundada, que intenta comprometer al gobierno de Colombia en una trama especulativa", manifestó el Ministerio de Relaciones Exteriores de ese país en un comunicado el domingo.

Exgeneral Cliver Alcalá
AFP
Maduro vinculó al exgeneral Cliver Alcalá con el intento de invasión.

Maduro, sin embargo, aseguró que los mercenarios involucrados en la operación, que según él tenía como principal objetivo asesinarlo, "pernoctaban y se entrenaban" en territorio colombiano.

"¿Para quién combatían? Para Donald Trump, así de sencillo. Que nadie lo dude", acusó el mandatario, quien aseguró que el canciller venezolano, Jorge Arreaza, ya había compartido con Naciones Unidas "nuevas pruebas de la participación del gobierno de Colombia y de Donald Trump en los planes para invadir y llenar de violencia y terrorismo a Venezuela".

Mientras que, siempre según Maduro, la participación de la oposición venezolana -que ha desmentido cualquier vínculo- y la de Silvercorp estarían probadas por las confesiones de los estadounidenses arrestados así como por una reciente entrevista del presidente de la empresa de seguridad basada en Florida.

"Este señor Jordan (Goudrou) dio unas declaraciones ayer reconociendo la firma de un contrato en donde un grupo de apátridas venezolanos acordaban pagarle un monto de millones de dólares para que el preparara una fuerza paramilitar de terroristas y viniera a matar al presidente Maduro y a atacar las instituciones y nuestro país", aseguró el mandatario.

Y según Maduro, los dos estadounidenses capturados, Luke Alexander Denman y Airan Berry, habían estado combatiendo en Irak y Afganistán con el Ejército de EEUU y eran "miembros del equipo de seguridad de Donald Trump, según declaran ellos".

"Estaba trabajando conmigo. Esos son mis muchachos", le dijo sin embargo Goudrou a la agencia Reuters.

Y en una entrevista con The Washington Post Goudrou también afirmó que en la operación habían participado 60 hombres, incluyendo dos antiguos miembros de las fueras especiales estadounidense.

Previamente el ex boina verde había publicado un video en el que se identificó como el organizador del intento de incursión junto al exmilitar venezolano Javier Nieto.

Hasta el momento ni la Casa Blanca ni el Departamento de Estado se han pronunciado sobre el arresto de Demman y Berry, pero, según Reuters, funcionarios estadounidenses han negado enfáticamente cualquier vínculo del gobierno con el intento de incursión .

Mientras que el líder opositor venezolano Juan Guaidó -a quien muchos países reconocen como el presidente legítimo de Venezuela- negó cualquier "relación o responsabilidad por las acciones de la compañía Silvercorp".

La oposición venezolana había puesto previamente en duda la versión del gobierno, considerándola un "montaje" para tratar de "distraer" a la población de los recientes casos de violencia, como el ocurrido en la cárcel de Los Llanos el viernes.

La Operación Gedeón

En su intervención, Maduro aseguró que los servicios de inteligencia venezolana sabían de los planes de invasión desde hacía tiempo y que la misma estaba originalmente planeada para el pasado 10 de marzo, pero "fueron postergando la fecha".

"Dependía de una convocatoria que lograra, desde la oposición extremista y golpista, desencadenar un conjunto de hechos violentos y crear una escalada con una impresión de desestabilización creciente", aseguró el mandatario venezolano.

Fuerzas de seguridad en Macuto tras la supuesta invasión.
Reuters
Fuerzas de seguridad venezolanas en Macuto tras la supuesta invasión.

Finalmente, el pasado 1ro de mayo los servicios de inteligencia venezolanos se enteraron de que algo estaba en movimiento.

"Ya desde el viernes en la noche tuvimos la confirmación del inicio de las operaciones, de la operación terrorista", aseguró Maduro, quien relató que inmediatamente se procedió a la activación de todos los mecanismos de protección de la costa venezolana.

Según el relato del mandatario, los mercenarios "se dividieron en dos grupos, el primero en una lancha más pequeña, más rápida", la que hizo su aparición a eso de las 3:00 am del domingo "en un lugar de la parroquia Macuto, en plenas costas de La Guaira".

"De manera coordinada las fuerzas de la Policía Nacional Bolivariana, de las Fuerzas de Acciones Especiales, FAES; del DGSIM (Dirección General de inteligencia Militar), del SEBIN (Servicio Bolivariano de Inteligencia) y de la Armada Bolivariana, se fueron apostando en las cercanías del lugar", continuó.

"Después de media hora la lancha se acercó a la costa y abrieron fuego contra lo que seguramente lograron divisar de las tropas presentes… La respuesta fue proporcional, hubo un combate que duró 45 minutos, aproximadamente. La embarcación zozobró", detalló Maduro.

Map

"Al amanecer logramos ver los resultados de esta operación militar que denominé Operación Militar Negro Primero, Aplastamiento del Enemigo", explicó.

El saldo de ese primer operativo, según informaron en su momento las autoridades venezolanas, fue de ocho muertos y dos detenidos, incluyendo un supuesto informante de la DEA.

También se habría incautado material de guerra y equipos de comunicación de origen estadounidense y colombiano.

La segunda lancha

Los otros supuestos integrantes del comando invasor bajo arresto, por su parte, fueron capturados el lunes por la mañana en el estado de Aragua.

"Se dio reporte de un grupo que a bordo de una lancha había desembarcado en un lugar de las costas de Aragua y que una embarcación con las características de la segunda embarcación que estábamos buscando estaba bordeando parte de esa costa", explicó Maduro.

Pescadores de Chuao, en Aragua.
AFP
Según Maduro, ocho mercenarios más fueron capturados con la ayuda de los pescadores de Chuao, en Aragua.

"De madera inmediata los Comandos del Mar se activaron, y los helicópteros artillados de la Armada Bolivariana salieron a su búsqueda. Los detectaron en alta mar", relató el mandatario, quien dijo haber dado orden expresa de que fueran capturados con vida.

Según su relato, el helicóptero artillado obligó a la embarcación a acercarse al pueblo de Chuao, donde sus ocho tripulantes fueron sometidos "por el Poder Popular".

"Los pescadores de a pie, la milicia nacional y la policía municipal salieron con chopos, pistolas y piedras a buscar a los terroristas", relató Maduro

"El pueblo los capturó, el pueblo los amarró, el pueblo los colocó al lado de la pescadería socialista inaugurada por el comandante Chávez hace más de 10 años", presumió el mandatario, quien dijo haber sido informado de la captura de esos "ocho terroristas" mientras participaba en una videoconferencia del Movimiento de Países No Alineados.

Según Maduro, sin embargo, "entre Chuao y Petaquire se habían bajado unos 20 hombres" y "peinando la zona capturaron a cinco terroristas más".

Fuerzas de seguridad de Venezuela en Macuto tras la supuesta invasión.
Reuters
En un primer momento la oposición puso en duda los informes oficiales sobre la invasión.

"Llevamos 13 terroristas. Y esta hora en la que estamos hablando en vivo y directo se está llevando a cabo la persecución en caliente y estoy seguro de que antes que amanezca habremos capturado a todos los terroristas", aseguró.

Los capturados

Entre los capturados, además de los estadounidenses Luke Alexander Denman y Airan Berry, Maduro también destacó el arresto del excapitán Antonio Seuqea Torres, a quien describió como "el jefe de este comando terrorista".

Y también destacó el arresto de Adolfo Baduel, hijo del ex ministro de defensa de Chávez, exgeneral Raúl Baduel, quien actualmente también está en la cárcel.

La lista de detenidos facilitada por el propio Maduro durante su comparecencia televisiva la completan Cosme Rafael Alcalá, Jefferson Fernando Díaz Vásquez, Rodolfo Jesus Díaz Orellana, Víctor Alejandro Pimienta, Fernando Andrés, Raúl Eduardo Manzanilla, Luis Manuel Paiva Soto, Esteban Rojas Tapia, Edison Rowin Mogollón, Enderson Ríos Marín y Rubén Darío Fernández Figuera.

De los muertos en la operación, por su parte, solamente se conoce la identidad del excapitán Robert Colina, conocido como "Pantera".