Escucha esta nota aquí

Centenares de partidarios de la oposición rusa se reunieron este sábado para protestar contra las reformas constitucionales del presidente Vladimir Putin y en memoria del opositor Boris Nemtsov, asesinado hace cinco años.

La manifestación, autorizada por el gobierno, es la primera de gran envergadura desde que Putin anunció una revisión de la Constitución que reforzará varias de las prerrogativas del presidente y reforzará el papel del Consejo de Estado, un órgano hasta ahora consultivo.

Las manifestaciones también conmemoran la muerte de Nemtsov, una de las principales voces contra Putin hasta su asesinato en febrero de 2015. Cinco personas fueron condenadas, pero el autor intelectual sigue desaparecido.

En Moscú, varios centenares de personas salieron a las calles con retratos Nemtsov y pancartas con algunas de las frases más celebres del opositor.

En San Petersburgo, la segundad ciudad más importante de Rusia, cerca de 2.000 personas salieron a la calle hasta un monumento dedicado a las víctimas de la represión política.

Según analistas, la reforma servirá a Putin -que termina su mandato en 2024 y no podrá volverse a presentar- para mantener su influencia y reforzar el sistema político que construyó hace 20 años. (afp)