Escucha esta nota aquí

El principal opositor ruso, Alexéi Navalni, en convalecencia por un envenenamiento, aseguró que iba mejor y se daba unos meses para regresar a Rusia, en una entrevista con un famoso youtubeur difundida el martes.

"Las manos me tiemblan, si tomo una botella de agua, será divertido, pero estoy realmente mucho mejor", declaró en la entrevista, la primera que da el abogado y activista anticorrupción de 44 años a un periodista ruso, desde que salió del hospital berlinés donde estaba siendo tratado.

"Hubo un periodo realmente desagradable, cuando empezaba apenas a levantarme de la cama (...) Luego, me recuperé bastante rápidamente", prosiguió el opositor.

Preguntado sobre la duración de su convalecencia en Alemania, Navalni respondió que no lo sabía. "Le pido a los médicos cuánto tiempo necesitaré para que mis manos dejen de temblar: responden que tienen poca experiencia sobre este tema", declaró, en alusión a la sustancia neurotóxica Novichok.

"Un año, casi lo excluyo. Pero dos meses, es posible", añadió. Aseguró sin embargo "excluir totalmente" la idea de no regresar a Rusia.

Tres laboratorios europeos llegaron a la conclusión de que fue envenenado con un agente nervioso de tipo Novichok, diseñado con fines militares en la época soviética, por lo que varios países pidieron a Rusia dar explicaciones y que investigue. Moscú rechaza todas las acusaciones.  

Incansable activista anticorrupción y ferviente crítico del Kremlin, Navalni cayó gravemente enfermo el 20 de agosto a bordo de un avión en Siberia.

Este martes, el opositor acusó de nuevo al presidente ruso, Vladimir Putin, de estar detrás del envenenamiento, a través de los servicios secretos. 

"Mi versión es que se trataba de oficiales del FSB (servicio de inteligencia interior) o del SVR (servicio de inteligencia exterior) bajo orden por supuesto, seguramente de Putin", declaró.

Navalni salió a finales de septiembre del hospital donde fue tratado durante un mes, y reside por el momento en Alemania con su mujer y su hijo.