Escucha esta nota aquí

Un tribunal de Bielorrusia condenó ayer a 11 años de prisión a una destacada opositora, Maria Kolésnikova, quien colideró las protestas contra el presidente Alexander Lukashenko el año pasado.

Kolésnikova, de 39 años, fue declarada culpable de “conspirar para tomar el poder”, “llamar a acciones que atentan contra la seguridad nacional” y “crear un grupo extremista”, indicó la Fiscalía General.

Su coacusado, el abogado Maxim Znak, fue condenado a 10 años en una cárcel de alta seguridad. Kolésnikova y Znak estaban detenidos desde hace once meses.

A principios de agosto comenzó a puerta cerrada su juicio, del que se filtró muy poca información puesto que los abogados de la defensa tenían prohibido hablar del caso.

Según imágenes difundidas antes del veredicto, Kolésnikova, con el pelo corto y los labios pintados de rojo, apareció sonriente en la sala, encerrada en una jaula de cristal junto a Znak.

Aunque esposada, dibujó con sus manos un corazón, uno de los símbolos del movimiento nacido en agosto de 2020 contra la reelección de Lukashenko. /AFP

Comentarios