Escucha esta nota aquí

La Unión Europea (UE) y el Reino Unido acordaron crear un organismo conjunto, llamado Consejo de Asociación, para gestionar eficientemente el Acuerdo Comercial y de Cooperación que regirá su nueva relación a partir del 1 de enero, se informó ayer.

El "alcance" y la "complejidad" del acuerdo alcanzado el jueves entre Bruselas y Londres, y publicado este sábado en su totalidad por Bruselas, exigen un marco de gobernanza "único y claro", que establezca la forma en que se opera y controla la aplicación y cómo se hacen cumplir los compromisos de las partes.

De este modo, explicó la Comisión Europea en un extenso texto, se evitan estructuras paralelas y burocracia adicional, y las empresas, consumidores y ciudadanos de la UE y del Reino Unido tienen seguridad jurídica sobre las normas aplicables y sólidas garantías de cumplimiento por ambas partes.

El texto no sólo incluye un acuerdo de libre comercio respaldado por compromisos para garantizar la igualdad de condiciones, sino también disposiciones sobre el transporte, la energía, la pesca, la aplicación de la ley y la cooperación judicial, seguridad sanitaria, ciberseguridad y seguridad social.

El Consejo de Asociación, que estará copresidido por un miembro de la Comisión Europea y un representante del gobierno británico a nivel ministerial, se reunirá por lo menos una vez al año, pero podrá hacerlo más a menudo a petición de la UE o del Reino Unido.

Ambas partes podrán remitir cualquier cuestión relativa a la ejecución, aplicación e interpretación del acuerdo al Consejo de Asociación, cuyas decisiones se adoptarán por consentimiento mutuo.

El Consejo de Asociación contará con la asistencia de comités especializados y, en algunas áreas, de grupos de trabajo técnicos.


Comentarios