Escucha esta nota aquí

Los países del foro BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) coincidieron ayer en que la solución a la crisis en Venezuela tiene que ser impulsada por los propios venezolanos, de forma constitucional y pacífica, y sin intervenciones externas.

En la reunión con agenda abierta de los cancilleres del BRICS, preparatoria de la cumbre del foro de noviembre próximo en Brasilia, participan los ministros de Exteriores de Brasil, Ernesto Araújo; Rusia, Sergey Lavrov; India, Subrahmanyam Jaishankar; China, Wang Yi; y Sudáfrica, Naledi Pandor. El ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, Ernesto Araújo, presentó las conclusiones de la reunión que tuvieron ayer en Río de Janeiro los cancilleres de las cinco mayores economías emergentes del mundo.

De acuerdo con Araújo, pese a las claras divergencias entre los miembros de los BRICS en torno a Venezuela, en la reunión fueron destacados los puntos en común de los cinco países.

“La posición de que la solución tiene que ser construida por los venezolanos también es la nuestra”, dijo al ser interrogado sobre el pronunciamiento en que su homólogo ruso, Sergey Lavrov, se opuso a cualquier intervención en Venezuela.

“Defendemos la no interferencia y el respeto a la Constitución de Venezuela, que fue la que permitió a Juan Guaidó asumir como presidente”, agregó sobre las coincidencias de los cinco países.

La crisis en Venezuela es un divisor de aguas en el seno de los BRICS debido a que mientras que el Gobierno del ultraderechista Jair Bolsonaro en Brasil reconoce como jefe de Estado de Venezuela a Guaidó, el líder del Congreso que se autroproclamó presidente, Rusia y China mantienen su apoyo a Nicolás Maduro. Brasil, Estados Unidos y el Grupo de Lima de fiende presiones diplomáticas y económicas para forzar a Maduro a convocar elecciones y permitir una salida negociada a la crisis.

Reforma de la ONU y el FMI

Por otra parte, los países del BRICS hicieron una enérgica defensa del multilateralismo pero al mismo tiempo exigieron profundas reformas de los organismos internacionales que lo garantizan, principalmente la ONU, la OMC y el FMI.

“Los ministros reafirman el compromiso de mantener y respetar el derecho internacional, así como un sistema internacional en el que los estados soberanos cooperen para mantener la paz y la seguridad, para avanzar en el desarrollo y para garantizar la protección de los derechos humanos para todos”, indica.

Tags

Comentarios