Escucha esta nota aquí

La semana que concluye, los Gobiernos de Dinamarca, Noruega, Austria, República Checa, Irán y España sorprendieron al anunciar la suspensión paulatina de las restricciones impuestas a la libre circulación de sus ciudadanos.

Esta esperanzadora medida de desconfinamiento se da cuando decenas de países han extendido en los últimos días sus estrictas cuarentenas al menos dos semanas más y otros empezaron a ejecutarlas tras un rebrote de nuevos casos de coronavirus en sus territorios.

Otros Gobiernos analizan este primer paso para también flexibilizar el encierro de su población, según la agencia de noticias Infobae.

Infobae refleja la declaraciones a la CNN que dio el doctor Peter Drobac, experto en salud global de la Escuela de Negocios Oxford, quien explicó que estos países son "ejemplos importantes y esperanzadores".

Mientras que Hans Kluge, director regional de la Organización Mundial de la Salud para Europa, advirtió que la situación en el continente sigue siendo "muy preocupante" e insistió en que "ahora no es el momento de relajarse".

Y un estudio basado en el brote de China, publicado en la revista médica The Lancet, señaló que los aislamientos no deben ser levantados completamente hasta que se encuentre una vacuna, cita la misma agencia.

De todas formas, Drobac advirtió que los países que se preparan para aliviar las restricciones tienen algo en común: están entre los primeros de Europa en implementar cierres o medidas de distanciamiento social severas y han aumentado rápidamente las pruebas de coronavirus.

“Tuvieron las cosas en su lugar y como resultado ya han pasado el pico de infecciones allí”, dijo. El número de muertes por coronavirus en estos países es de decenas o cientos, en lugar de miles, “y están en un lugar mucho mejor debido a la acción proactiva”, afirmó Drobac. Lo que han anunciado sobre cómo planean relajar gradualmente las restricciones “parece razonable y parece inteligente”, concluyó el experto de Oxford en un reporte de Infobae.