Escucha esta nota aquí

Pamela se convirtió en huracán la madrugada de este martes en su avance hacia la costa del Pacífico mexicano, adonde está previsto que llegue durante la mañana del miércoles, según el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC).

A las 12:00 GMT, el fenómeno se localizaba a 345 kilómetros de la península de Baja California, registraba vientos sostenidos de 130 km/h y se desplazaba hacia el norte a 20 km/h.

Según el pronóstico, se espera que Pamela "cobre rápidamente fuerza" y podría tocar tierra la mañana del miércoles en una categoría cercana a huracán mayor, es decir 3 en la escala Saffir-Simpson (de 5).

El NHC prevé que el ciclón toque tierra en el estado de Sinaloa (noroeste), donde ya se ha declarado una alerta preventiva ante la cercanía del fenómeno, según la Comisión Nacional del Agua de México.

El fenómeno ya provoca lluvias en estados de la costa central y norte del Pacífico mexicano.

Por su ubicación geográfica, México sufre el embate de ciclones tropicales tanto en su costa del Pacífico como en la del Atlántico.

A finales de agosto, el huracán Nora tocó tierra en el estado de Jalisco, en el Pacífico, y dejó un menor español y una mujer desaparecidos.

También en agosto, el huracán Grace impactó primero en el estado de Quintana Roo, en el Caribe, y posteriormente en el de Veracruz, en el Golfo de México, dejando al menos 11 muertos en ese estado y en el central Puebla.

En septiembre, Olaf tocó tierra como huracán en la península de Baja California dejando daños materiales menores.

Comentarios