Escucha esta nota aquí

El panel de supervisión independiente de Facebook decidió este miércoles mantener el veto impuesto por la plataforma al expresidente estadounidense Donald Trump aunque pidió una próxima revisión del caso, en una decisión con potencial de generar un alto impacto en la regulación del discurso en línea.

La junta, cuyas decisiones son vinculantes para la red social, dijo que Trump creó un ambiente en el que era posible "un serio riesgo de violencia" con sus comentarios sobre el violento ataque al Capitolio de Estados Unidos por parte de sus seguidores el pasado 6 de enero.

"Dada la seriedad de las violaciones y del persistente riesgo de violencia, estaba justificado que Facebook suspendiera las cuentas de Trump el 6 de enero y extendiera esa suspensión el 7 de enero", dijo el panel tras su revisión.

Pero añadió que "no fue apropiado que Facebook impusiera una pena indeterminada y estandarizada de suspensión indefinida" y llamó a la plataforma a "revisar este asunto para determinar y justificar una respuesta proporcionada" en los próximos seis meses.

"No es aceptable que Facebook mantenga a un usuario fuera de su plataforma por un periodo indefinido, con ningún criterio sobre cuándo o si su cuenta será restablecida", dijo el panel en su opinión presentada por escrito y añadió que la red social puede en todo caso "imponer una suspensión limitada en el tiempo o una eliminación de la cuenta".

El veto a Trump afectó igualmente a su cuenta en Instagram, propiedad de Facebook. Y otras plataformas como Twitter y YouTube también removieron las cuentas del entonces presidente.

Conformado por juristas, expertos en política, periodistas y otras personas de distintas partes del mundo, el panel tomó su decisión en un momento en que las redes sociales luchan por permanecer abiertas al discurso político a la vez que filtran contenidos abusivos o que inciten a la violencia y la desinformación.

"No rendirse jamás" 

Momentos después de la decisión del panel, Trump emitió un comunicado reiterando sus infundadas denuncias de fraude en las elecciones que perdió ante el actual presidente estadounidense, Joe Biden, en noviembre y llamando a sus seguidores "a no rendirse jamás".

Trump fue suspendido de Facebook e Instagram después de que publicó un video durante la invasión al Capitolio, en el que decía a sus seguidores: "Los queremos, son muy especiales". Y su veto permanente llegó al día siguiente del ataque.

Nick Clegg, vicepresidente de asuntos globales y comunicaciones de Facebook, saludó la decisión de este miércoles y dijo que la red social revisará sus opciones.

"Como manifestamos en enero, creemos que nuestra decisión era necesaria y correcta, y estamos complacidos de que el panel haya reconocido las circunstancias sin precedentes que justificaron la medida excepcional que tomamos", dijo Clegg en un comunicado.

"Ahora consideraremos la decisión del panel y determinaremos una accionar claro y proporcionado. Mientras tanto, las cuentas de Trump siguen suspendidas", añadió.

El antiguo jefe de gabinete de Trump Mark Meadows, en tanto, respondió a la decisión diciendo que afectará la libertad de expresión y que Facebook debe ser regulado o destruido.

"Es un día triste para Estados Unidos, es un día triste para Facebook", dijo a Fox News. "Necesitamos establecer ciertos estándares, no es posible que se regulen a sí mismos".

Mientras que Angelo Carusone, presidente del grupo supervisor de tendencia izquierdista Media Matters for America, dijo que la decisión era "apropiada", argumentando que las razones para vetar a Trump eran abrumadoras y "nunca debieron ser siquiera debatidas".

Comentarios