Escucha esta nota aquí

El papa Francisco anunció este domingo que invitará al Vaticano a los líderes cristianos del Líbano el 1 de julio, y así poder reflexionar y orar juntos por "la paz y estabilidad" en esa nación de Oriente Medio. 

El Líbano sufre actualmente una doble crisis: económica y política. 

Atraviesa su peor recesión financiera desde la guerra civil, entre 1975 y 1990, con más del 50% de su población viviendo por debajo del umbral de la pobreza en estos momentos.

Entretanto, los líderes políticos en plena disputa todavía tienen que llegar a un acuerdo para crear un nuevo gobierno que reemplace al gabinete saliente del primer ministro interino, Hasan Diab, quien renunció a raíz de la brutal explosión en el puerto de Beirut en el verano (boreal) pasado.

"El 1 de julio me reuniré con los principales dirigentes de las comunidades cristianas del Líbano en el Vaticano, para una jornada de reflexión sobre la inquietante situación en el país y para rezar juntos por el don de la paz y la estabilidad", señaló el papa. 

Al brindar su mensaje dominical del Ángelus, Francisco instó a todos los fieles a "unirse a la preparación de este evento con oraciones solidarias, pidiendo por un futuro más pacífico en ese amado país".


Comentarios