Escucha esta nota aquí

La guerra no es "una solución", afirmó este jueves el ministro de Relaciones Exteriores iraní, quien responsabilizó nuevamente por este conflicto entre Rusia y Ucrania a la OTAN, por sus "provocaciones". 

"No consideramos la guerra como una solución", indicó el jefe de la diplomacia de Teherán, Hosein Amir Abdoláian, en la red Twitter. 

"La crisis en Ucrania tiene sus raíces en las provocaciones por parte de la OTAN", consideró, añadiendo que lo "imperativo es establecer un cese el fuego" entre Rusia y Ucrania, y "buscar una solución democrática y política". 

Este ministerio había llamado el miércoles a Moscú y Kiev a la "moderación", lamentando "las intervenciones y actos provocadores de la OTAN y, sobre todo, de Estados Unidos". 

La embajada iraní ante Kiev instó a sus ciudadanos a abandonar el país "por cualquier medio", luego de Ucrania anunciase el cierre de su espacio aéreo.

Teherán está "intentando obtener un permiso especial" para evacuar a los iraníes de Ucrania por vía aérea, indicó este jueves a la televisión oficial del país el portavoz de Exteriores, Said Khatibzadé. Unos 4.000 iraníes residen en la exrepública soviética de acuerdo al ministerio. 

"Mantenemos contacto con ambas partes beligerantes y les subrayamos que la seguridad de nuestros compatriotas es nuestra prioridad", añadió.

El presidente ruso, Vladimir Putin, lanzó este jueves una invasión a Ucrania, tras lo cual las autoridades ucranianas informaron de un primer balance de unos cincuenta muertos, diez de ellos civiles. 

Este ataque desencadenó inmediatamente protestas de la comunidad internacional, con reuniones de urgencia previstas en varios países occidentales, en particular en el seno de la OTAN y de la Unión Europea (UE).

Comentarios