Escucha esta nota aquí

Con el temor y la mirada puesta en los albergues de repatriados, unos 700.000 trabajadores salieron este martes por segundo día consecutivo de la cuarentena obligatoria en Paraguay.

El Gobierno estableció una "cuarentena inteligente" con una primera fase que autoriza la reincorporación a sus labores de trabajadores del sector industria, obras civiles y algunos servicios.

"Si hay desorden y caos, se suspende la cuarentena", advirtió el ministro del Interior, Euclides Acevedo.

Una segunda etapa se iniciará el 25 de mayo, cuando, entre otras actividades, se retome el deporte profesional "sin público". Los centros de compras serán habilitados el 15 de junio.

Las autoridades sanitarias dijeron que la mayoría de los casos positivos son de las residencias habilitadas para los viajeros que retornan de otros países.

"El 70% de los casos positivos provienen de los albergues", dijo la doctora Carolina Aquino, jefa del Laboratorio Central del Ministerio de Salud, en declaraciones a periodistas.

El ministro de Salud, Julio Mazzoleni, reportó el martes 431 casos positivos. La cantidad de pacientes internados asciende a 7 y suman 135 recuperados, según datos procesados en las últimas 24 horas.

En Paraguay se registraron 10 muertos por la epidemia desde el primer caso positivo conocido el 7 de marzo.