Escucha esta nota aquí

elcomercio.pe

La contienda de segunda vuelta entre Pedro Castillo (Perú Libre) y Keiko Fujimori (Fuerza Popular) todavía no tiene un claro ganador, la pelea es voto a voto. Una serie de actas observadas deberán ser resueltas por los jurados electorales especiales (JEE) –o en última instancia por el Jurado Nacional de Elecciones (JNE)– y los votos del extranjero.

La Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) dio cuenta de 1.303 actas observadas enviadas a los JEE, correspondientes a la misma cantidad de mesas de sufragio. Dichos documentos contienen la cantidad de votos por cada candidato y consignan otros datos e incidentes del proceso.

Lima, Piura, La Libertad, Callao y Loreto son las circunscripciones electorales que hasta anoche tenían la mayor cantidad de actas observadas y enviadas a los JEE: sumaban 894.

En esas regiones, Keiko Fujimori obtuvo mayor votación que Pedro Castillo, según los resultados del conteo rápido de Ipsos Perú, difundidos la noche del domingo, al 100%.

El exjefe de la ONPE Fernando Tuesta explicó que cada mesa en el Perú tiene un promedio de 200 a 250 electores hábiles. Si tomamos esta última cifra, se trataría de 325.750 votantes, mas no adhesiones. Esto, porque a ese total habría que restarle los que no sufragaron, así como los votos nulos y blancos para determinar los votos en juego.

Si bien las actas observadas se cuentan como procesadas, no son consideradas aún contabilizadas. Pero Tuesta apuntó: “No es necesario llegar al 100% para decir que alguien ha ganado.

Sería suficiente si la distancia entre Castillo y Fujimori es lo suficientemente amplia como para que lo que falte no permita la reversión”.

En opinión de experto en derecho electoral José Tello, la resolución de actas observadas y su cómputo sí podrían tener algún importante efecto. “Esto está apretado por decenas de miles de votos. Por supuesto que pueden cambiar la historia y los números. Ni el señor Castillo ni la señora Fujimori pueden cantar victoria”, advirtió.

Comentarios