Escucha esta nota aquí

El abogado Pedro Pierluisi juró anoche como nuevo gobernador de Puerto Rico tras la decisión de la Cámara de Representantes en función de la renuncia formal presentada por el exmandatario Ricardo Rosselló envuelto en un escándalo por expresiones racistas y homófobas contra políticos y artistas de la isla. Rosselló hizo este anuncio a través de un comunicado, poco después de que la Cámara de Representantes de Puerto Rico, reunida en una sesión extraordinaria, aprobara la designación de Pierluisi como secretario de Estado.

“Luego de que la Cámara de Representantes de Puerto Rico aprobara el nombramiento de Pedro Pierluisi como secretario de Estado, se procederá de acuerdo con el estado de derecho vigente”, se señala en el comunicado. Por lo tanto, “de acuerdo con el artículo 1 de la Ley 7 de 24 de julio de 1952, según enmendada, el secretario de Estado, Pedro R. Pierluisi, será juramentado como próximo gobernador de Puerto Rico”, se agregó en el comunicado en el que no se especifica dónde. La Ley 7 de 24 de julio de 1952 establece que no será necesario que el secretario de Estado haya sido confirmado para asumir la Gobernación de manera permanente, subrayó Rosselló.

Por mayoría

De un total de 51 legisladores 26 votaron a favor superando así la mayoría de la mitad más uno.

La Cámara anunció que la decisión será comunicada “de inmediato” al gobernador Ricardo Rosselló, quien le había designado como secretario previamente. Sin embargo, la confirmación absoluta de Pierluisi depende del Senado que votará el lunes. Rosselló formalizaró ayer viernes a las 17:00 hora local (21:00 GMT) su renuncia a la Gobernación como lo anunció el 24 de julio tras doce días de protestas por su participación en un chat junto a sus asesores en el que se burlan de rivales políticos, artistas y miembros de la comunidad LGBT.

Por mandato constitucional es el secretario de Estado de la isla el que debe asumir el cargo de gobernador en caso de una vacante en la Gobernación.

El siguiente en la línea de sucesión sería la secretaria de Justicia, Wanda Vázquez. Las dudas persisten sobre si Pierluisi se hará cargo de La Fortaleza, sede del Ejecutivo, debido a diferentes interpretaciones a la Constitución y a una enmienda a la Ley 7 de 1952 sobre la sucesión.

La Carta Magna señala que un secretario de Estado que no haya sido confirmado por el Senado y la Cámara de Representantes puede ejercer funciones como gobernador interino si se produce la ausencia transitoria del gobernador.

La enmienda dispone que, “para advenir al ejercicio permanente del cargo de gobernador, un secretario o secretaria debe ocupar su puesto en propiedad, habiendo sido ratificado su nombramiento, excepto en el caso del secretario de Estado”. Este último caso permitiría que Pierluisi, que este miércoles juró como secretario a la espera de ser confirmado por la Asamblea Legislativa, asuma el poder, mientras que de acuerdo con la Constitución ello no sería posible si el Legislativo no le confirma antes.

Tags

Comentarios