Escucha esta nota aquí

El gobierno chino acusó hoy al presidente Donald Trump de utilizar a China para "eludir sus obligaciones" ante la Organización Mundial de la Salud (OMS), luego de que el gobernante amenazara con congelar indefinidamente el financiamiento a esa agencia de la ONU.

Trump, que dijo también que retirará a su país de la OMS si no demostraba su independencia de Pekín, tiene como objetivo "difamar a China" y "eludir sus obligaciones" internacionales con la organización, dijo el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Zhao Lijian.

"La carta abierta del líder estadounidense (...) está llena de insinuaciones, de 'probablemente' y 'quizás', y trata de usar métodos engañosos para engañar al público, y lograr el objetivo de desprestigiar los esfuerzos antivirus de China, y eludir la responsabilidad por la propia respuesta insuficiente de Estados Unidos", dijo Zhao.

"Estados Unidos trata de utilizar a China como tema para eludir la responsabilidad y negociar sus obligaciones internacionales con la OMS. Es un error de cálculo y Estados Unidos han elegido el objetivo equivocado", afirmó.

Trump acusa a China, donde surgió el virus a fines de diciembre pasado, de haber encubierto el alcance de la epidemia, causando devastación económica y cobrándose hasta ahora la vida de unas 317.000 personas en el mundo y contagiado a más de 4,8 millones. Estados Unidos suma 1,5 millones de infectados y más de 90.000 muertos.

Si la OMS "no se compromete a realizar mejoras sustanciales en los próximos 30 días, haré que mi congelación temporal de los fondos de Estados Unidos (...) sea permanente y reconsidere nuestra membresía en la organización", escribió Trump en una carta dirigida al director de esa agencia de la ONU, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

"Está claro que los reiterados pasos en falso de usted y su organización para responder a la pandemia han sido extremadamente costosos para el mundo. La única forma de avanzar para la Organización Mundial de la Salud es si realmente puede demostrar independencia de China", añadió.

El mandatario estadounidense había acusado horas antes a la organización de ser "una marioneta de China".