Escucha esta nota aquí


Perú dejará de usar el antiparasitario ivermectina en la prevención o el tratamiento de covid-19 luego que la Organización Mundial de la Salud (OMS) lo desaconsejó por falta de pruebas sobre sus supuestos beneficios, anunció este viernes el Ministerio de Salud.

"Lo que dice la OMS es que no tiene utilidad, por lo tanto no vamos a continuar" usando ese medicamento para los casos de coronavirus, dijo a periodistas el ministro de Salud, Oscar Ugarte.  

"La información oficial de la propia OMS es que hay trabajos que demuestran que no tiene el efecto positivo que se suponía", recalcó el funcionario.

"Nosotros nos vamos a seguir rigiendo por las normas internacionales y las recomendaciones de los órganos competentes"

La ivermectina se prescribía en Perú para casos ambulatorios y leves de covid-19, e incluso como medicina preventiva, desde el año pasado.   

Su bajo costo en farmacias (unos tres dólares un frasco de gotas de 5 ml) indujo a la gente a automedicarse ante la creencia de que serviría contra el covid-19.

El anuncio de las autoridades sanitarias se produce en la misma semana que la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) desaconsejó utilizar la ivermectina para los casos de covid-19 por falta de evidencia científica sobre "la eficacia y la inocuidad del producto".

La ivermectina es un medicamento barato para uso veterinario y humano utilizado contra parásitos, como la sarna, la oncocercosis y los piojos.

Muchas publicaciones  compartidas en las redes sociales en el mundo lo presentan como un tratamiento útil contra el covid-19, e incluso como un remedio "milagro". 

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA), su homóloga sudafricana (SAHPRA) y las autoridades sanitarias mexicanas también afirmaron públicamente que la ivermectina no se considera como un tratamiento anticovid, debido a la falta de datos científicos fiables y sólidos.

La pandemia golpea sin tregua a Perú, que sufre en lo que va de 2021 los embates de una segunda ola. El país lleva más de 50.000 muertes y 1,5 millón de contagios y su sistema sanitario está al borde del colapso.




Siguiendo las medidas de bioseguridad son sepultados los cuerpos de los fallecidos por coronavirus/Foto: AFP

Nuevo récord de contagios

Perú registró este viernes el récord de 11.919 nuevos casos diarios de covid-19, la cifra más alta en 12 meses de pandemia, superando por segunda vez en la semana el umbral de 11.000 contagios en medio de una segunda ola que azota sin pausa.  

El vertiginoso aumento de casos confirmados incrementó a 1.512.384 el total de contagios desde que el coronavirus llegó al país sudamericano, según el Ministerio de Salud.  

La cifra de decesos diarios por su lado alcanzó 201 fallecidos para totalizar 51.032 desde que se anunció la primera víctima a mediados de marzo 2020. 

Perú tuvo el miércoles 11.260 casos diarios, lo que marcó en ese momento un récord. Hasta entonces la cifra más alta de contagios remitía al 16 de agosto de 2020, con 10.143 nuevos enfermos en un día.

Los contagios se han disparado desde inicios de enero, cuando una segunda ola de la pandemia empezó a golpear sin pausa a Perú.

El alarmante incremento coincide con la difusión de un reporte oficial donde se señala que la variante brasileña del coronavirus es la causante del 40% de casos registrados los últimos meses en Lima, donde se concentra casi la mitad del total de contagios a nivel nacional.

La segunda ola, que se desató  luego de la Navidad y año nuevo, tiene a los hospitales al borde del colapso y sin camas libres en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI).  

Mientras, la vacunación contra el covid-19 avanza a paso lento desde que empezó el 9 de febrero, debido a la falta de dosis cuya adquisición negocia el gobierno. 

Un total de 238.000 personas fueron vacunadas mientras unas 512.0000 recibieron una dosis según datos del 24 de marzo. La meta es inmunizar a 24,5 millones de peruanos durante 2021, sobre una población de 32 millones.

Por el momento, la campaña de vacunación está limitada a personal de primera línea de salud, militares, policías y civiles mayores de 80 años.  

El gobierno anunció un confinamiento nacional durante la Semana Santa para prevenir la propagación del virus, por lo que cerrarán los comercios y se suspenderá el transporte aéreo y terrestre. 


Comentarios