Escucha esta nota aquí

La policía antinarcóticos de Perú confiscó en 2020 unas 30 toneladas de cocaína y derivados, entre un total de 42,5 toneladas de drogas decomisadas y destruidas el año pasado, informó este sábado el Ministerio del Interior.

Esas 29,3 toneladas representan poco más del 7% de las 400 toneladas anuales que se elaboran en Perú, segundo productor mundial de cocaína detrás de Colombia.

Entre las 42,5 toneladas "de droga destruida figuran 16.061,365 kilos de pasta báse de cocaína (PBC), 13.314,976 kilos de clorhidrato de cocaína, 13.112,965 kilos de marihuana, y 85,84 kilos de otras drogas, como látex de opio, derivados anfetamínicos y éxtasis", señaló el Ministerio del Interior en un balance anual de actividades.

La droga destruida se decomisó en varias acciones policiales, incluso durante el confinamiento por la pandemia del nuevo coronavirus, entre marzo y julio pasado.  Las autoridades peruanas indicaron además que "desarticularon 36 organizaciones ligadas al tráfico ilícito de drogas en el 2020".

En 2019 la policía peruana había destruído 63 toneladas de drogas decomisadas, aunque ese año no especificó con detalle la cantidad de cocaína.

En promedio, la policía peruana decomisa en los últimos tres años un 7% del total de cocaína producida en el país. De acuerdo con la ONU, Perú, Colombia y Bolivia son los mayores productores mundiales de hoja de coca y de cocaína.

La gubernamental Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida Sin Drogas (Devida) estima en 400 toneladas la producción anual local de esa droga. En Perú operan carteles mexicanos del narcotráfico y mafias croatas. 

El principal mercado de exportación de la cocaína peruana es Europa, donde ingresa por puertos africanos y España, según las autoridaeds peruanas.

Comentarios