Escucha esta nota aquí

El gobierno peruano alertó este lunes que el país enfrenta un "rebrote" de la pandemia de covid-19, tras duplicarse los contagios y decesos el último mes.

"Tenemos un rebrote de la covid-19", dijo el ministro de Salud, Hernando Cevallos.

La cifra diaria de contagios subió a 1.565 la última semana en promedio, tras haber bordeado 800 desde septiembre a la primera semana de noviembre, según los balances oficiales. Asimismo, los decesos subieron a 56 al día en promedio, desde 28 hace un mes.

Debido a estos incrementos, Perú comenzó a exigir el viernes certificados de vacuna anticovid-19 a las personas que ingresan a comercios, bancos, entidades públicas y aeropuertos.

Sin embargo, legisladores de la bancada del partido oficialista Perú Libre (izquierda) criticaron la medida y presentaron un proyecto de ley para eliminar la obligatoriedad, establecida por decreto a mediados de noviembre.

"Los congresistas que están impulsando un proyecto contra la presentación del carné de vacunación para el ingreso a espacios cerrados deben saber que esta medida se respalda en evidencia científica y la experiencia de otros países", señaló Cevallos, citado en la cuenta de Twitter del Ministerio de Salud.

El ministro advirtió, además, que es "inválido" un supuesto certificado de "exención" de la vacuna que promueven activistas antivacunas.

"Ratificamos: es inválido cualquier certificado de exención por no estar vacunado que permita ingresar a locales cerrados. Solo vale el carné de vacunación", expresó Cevallos. 

El certificado lo tienen quienes han recibido las dos dosis de la vacuna. Hasta ahora lo han hecho 20 millones de personas, el 72% de la población objetivo, según el Ministerio. El país utiliza vacunas Sinopharm y Pfizer.

Perú acumula más de dos millones de casos y más de 201.000 muertos. El país de 33 millones de habitantes tiene la mayor tasa de mortalidad por la pandemia en el mundo: 6.119,5 por cada millón de habitantes, según balance de la AFP basado en cifras oficiales. 

A raíz del rebrote, el gobierno prohibió las reuniones familiares y las fiestas en Navidad y Año Nuevo.

La nación sudamericana superó el viernes los 100 muertos por covid-19 por primera vez después de cuatro meses, al registrar 123 decesos.

 


Comentarios