Escucha esta nota aquí

Las autoridades peruanas evalúan la posibilidad de evacuar a la comunidad nativa de Monte Salvado, en la región amazónica de Madre de Dios, tras la incursión de unos 200 indígenas de la etnia en aislamiento voluntario Mashco Piro, informó hoy el Ministerio de Cultura.

Un comunicado oficial señaló que el Viceministerio de Interculturalidad "coordina una intervención multisectorial con los ministerios del Interior y de Defensa para garantizar la seguridad de la población" de Monte Salvado.

Confirmó que el sábado pasado unos 200 indígenas Mashco Piro llegaron a esa comunidad, a 153 kilómetros de la ciudad de Puerto Maldonado, la capital de la provincia de Tambopata, en la región Madre de Dios.
Los indígenas exigieron comida a los comuneros "luego de haber generado graves daños a la infraestructura del pueblo", aunque no se reportó "ningún herido por este incidente", según el comunicado.

Dos días antes, el grupo de indígenas ya había entrado en Monte Salvado "pero encontró la comunidad vacía, pues la mayoría de la población se había desplazado a Puerto Maldonado por las elecciones regionales".

"En esta incursión dañaron algunas casas, sacrificaron a los animales domésticos y de corral, y se llevaron utensilios como sogas, machetes y ollas. Asimismo, malograron ropa, frazadas y los mosquiteros de los pobladores. Luego de esto, el grupo de indígenas Mashco Piros se retiró", añadió la nota.

Tras regresar a la población, 39 comuneros, entre mujeres, hombres y niños, se refugiaron en el puesto de control "por temor a ser atacados" y actualmente "se encuentran en buen estado, pero requieren alimentos y seguridad".

Por su parte, los Mashco Piro se han retirado de la zona, pero su retorno en los próximos días "es inminente", indicó el ministerio.