Escucha esta nota aquí

Perú reportó este domingo 10.143 contagios de Covid-19 en 24 horas, un récord de casos por segundo día consecutivo desde que se reportó en marzo el primer contagio, según el Ministerio de Salud.

El nuevo récord ubicó en 535.946 el acumulado de infecciones y en 26.281 los decesos, en medio de un repunte de la enfermedad, que sumó este domingo 206 fallecidos, indicó el informe diario de las autoridades sanitarias peruanas. 

Los 10.143 nuevos casos anunciados el domingo superan el récord de 9.501 contagios registrados el sábado. 

El balance dominical cierra una de las peores semanas de la pandemia en este país sudamericano, con un incremento de pacientes casi diario por arriba de los 8.000 casos desde el miércoles.

El promedio de esta última semana se ubicó en 8.275 casos diarios, en base a un conteo de la AFP. Hace un mes, el promedio diario era de 3.328 casos.

Mientras, los decesos diarios alcanzaron un récord el jueves pasado cuando sumaron 277 en 24 horas según el reporte del Ministerio de Salud. En la semana, el promedio diario de muertes fue de 222. 

El repunte sin pausa de la pandemia en estos últimos días obligó al Gobierno a reponer esta semana un toque de queda total los días domingo. En Perú rige además un toque de queda nocturno de lunes a sábado entre las 22:00 y las 4:00.

El Gobierno prohibió también las reuniones sociales familiares, el mayor foco de contagio desde que cesó la cuarentena nacional obligatoria.

Entre los 26.281 muertos en lo que va de la pandemia hay 126 médicos y 400 policías, que se contagiaron principalmente patrullando las calles durante la cuarentena nacional, que rigió del 16 de marzo al 30 de junio. 

El número de fallecidos es objeto de una controversia, pues la prensa local estima que bordean los 50.000 si se consideran también las muertes de los casos sospechosos.

Los contagios y decesos por Covid-19 repuntaron después de que el 1 de julio comenzara un desconfinamiento gradual destinado a reactivar la economía.

Con 33 millones de habitantes, Perú es tercero en América Latina en decesos por la pandemia después de Brasil y México, y segundo en casos detrás del gigante sudamericano.