Escucha esta nota aquí

Perú, el segundo país de América Latina con mayor cifra de personas contagiadas con Covid-19, superó este miércoles los 100.000 casos confirmados del virus y sobrepasó los 3.000 muertos, informó el Ministerio de Salud (Minsa).

El número total de casos llegó a 104.020 y el de fallecidos a 3.024 en las últimas 24 horas, según el nuevo balance divulgado por el Ministerio en Twitter, al cabo de nueve semanas de confinamiento nacional en un país con su capacidad hospitalaria al borde del colapso y su economía virtualmente paralizada.

El número de casos de coronavirus -y de decesos- se triplicó en Perú en relación con el 30 de abril, y familiares de fallecidos y personal sanitario reclaman por las carencias de equipos y medicinas en los hospitales públicos.

"Es como una película de terror, adentro (del hospital) parece como un cementerio por los cadáveres, los pacientes mueren en sus sillas, (o) en sillas de ruedas", dijo el enfermero Miguel Armas, del hospital Hipólito Unanue de Lima, cuyos trabajadores salieron este miércoles a la calle a protestar.

En Perú hay 7.533 pacientes hospitalizados con Covid-19, según el nuevo balance, mientras crematorios de cementerios de Lima trabajan día y noche para incinerar a fallecidos por esta enfermedad y se forman filas de carros fúnebres afuera de algunos hospitales del Callao, una ciudad vecina de Lima.

"Mi papa murió solo, no hay doctores adentro, (los pacientes) se están muriendo porque no hay doctores, no hay medicina", dijo con pesar Gloria Baylón, de 37 años, hija de un hombre que falleció de coronavirus en el hospital Luis Negreiros del Callao.

Además de la capital, el nuevo coronavirus también causa estragos en regiones de la calurosa costa norte como Piura y Lambayeque, y en remotas ciudades y aldeas de la Amazonia peruana, habitadas principalmente por comunidades nativas.

Perú es el segundo país latinoamericano con más casos de coronavirus, después de Brasil. Es tercero en decesos, detrás de Brasil y México.