Escucha esta nota aquí

Familiares de las víctimas del atentado contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), ocurrido el 18 de julio de 1994 en Buenos Aires, renovaron este domingo (18.07.201) su pedido de justicia a los 27 años del ataque que dejó 85 muertos y 300 heridos.

En un acto virtual debido a las restricciones impuestas por la pandemia de coronavirus, la asociación Memoria Activa recordó a las víctimas del ataque, por el que aún no hay condenados por la justicia.

En el homenaje participaron las familias y personas cercanas a los 85 fallecidos en el atentado, cuyos nombres fueron recordados uno por uno en un video junto a fotografías de sus rostros.

"Desde el 18 de julio de 1994, cuando la bomba terminó brutalmente con la vida de 85 personas bregamos para que los responsables materiales e intelectuales de la masacre sean sometidos a proceso judicial y cumplan condena efectiva por el delito de lesa humanidad que cometieron", expresó el presidente de la AMIA, Ariel Eichbaum.

"Por el atentado a la AMIA no hay un solo responsable condenado", lamentó Eichbaum, a la vez que destacó que la comunidad judía en el país siente dolor por "la inoperancia y la indiferencia de los poderes del Estado".

El ataque con bomba a la AMIA fue atribuido a gobernantes iraníes, encabezados por el entonces presidente Ali Rafsanjani y al movimiento chiíta libanés Hezbolá, hipótesis sostenida por la dirigencia judía argentina y por Israel.

Pero la investigación judicial quedó envuelta en denuncias por supuesto desvío de pistas, causas por encubrimiento y procesos anulados.

Irán siempre se negó a que sus exfuncionarios sean indagados. Un memorándum de entendimiento con Irán impulsado en 2012 por la entonces presidenta y actual vicepresidenta Cristina Kirchner (2007-2015) buscó, según sus autores, que pudieran ser indagados fuera de Argentina.

Argentina tiene la mayor comunidad judía de América Latina, con unos 300.000 miembros.

Comentarios