Escucha esta nota aquí

El piloto alemán Samy Kramer trazó una jeringa gigante en el cielo durante su recorrido aéreo de 200 kilómetros, el cual realizó especialmente para recordarle a las personas el inicio de la campaña de vacunación contra el COVID-19 en Europa.

El piloto de 20 años, que se tardó alrededor de una hora y 40 minutos en dibujar la jeringa, programó la ruta que necesitaría tomar a través de un dispositivo GPS antes de volar desde Friedrichshafen, cerca del lago de Constanza, en el sur de Alemania. La ruta en forma de jeringa apareció en el sitio de internet flightradar24.com.

"Todavía hay muchas personas que se oponen a la vacunación y mi acto puede ser un recordatorio para que piensen en el tema, para que las cosas empiecen a moverse", dijo Kramer, quien agregó que su vuelo no debe entenderse como un llamado directo para ser inoculado.

"Quizás también fue una señal de alegría, porque la industria de la aviación se ha visto muy afectada por la pandemia", apuntó Kramer.

Alemania inició oficialmente el domingo su campaña de vacunación contra el COVID-19, aunque las primeras inyecciones se dieron el día anterior, y una mujer de 101 años de una residencia de ancianos se convirtió en la primera persona del país en ser inoculada.

El gobierno federal planea distribuir más de 1,3 millones de dosis de vacunas a las autoridades de salud locales para fines de este año y alrededor de 700.000 por semana a partir de enero. En tanto, alrededor del 65 por ciento de los alemanes manifestó que están dispuestos para ser vacunados, según una encuesta realizada por YouGov para la agencia de noticias alemana DPA.

Según los últimos datos entregados por el Instituto Robert Koch (RKI), Alemania registró en las últimas 24 horas 348 víctimas mortales a raíz del coronavirus y 10.976 nuevos contagios. De este modo, el país alcanzó los 30.126 fallecimientos a causa del virus, y un total de 1.651.834 personas infectadas desde el inicio de la pandemia.


Comentarios