Escucha esta nota aquí

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, anunció ayer la salida de ocho ministros, incluido su cuestionado ministro del Interior, Andrés Chadwick, en un intento por acallar las protestas que mantienen su pulseada en las calles en reclamo de profundos cambios sociales.

Al mismo momento que Piñera anunciaba los cambios en su equipo de ministros y la ratificación de otros 16, en el mayor ajuste en sus 20 meses de gobierno, un millar de personas se enfrentaron con fuerzas especiales de la Policía delante del palacio presidencial de La Moneda, en el centro de Santiago.

“Piñera, escucha, andate a la chucha (vete al diablo)”, gritaron a coro los manifestantes, al tiempo que eran dispersados con chorros de agua y gases lacrimógenos.

El cambio se produce a 10 días de que estallaron las protestas en Chile, que se saldan hasta ahora con 20 muertos y unos mil heridos, la mitad de ellos por armas de fuego.

Las manifestaciones se iniciaron en reclamo al alza de las tarifas del metro, un malestar que luego se extendió a peticiones que van desde la renuncia de Piñera hasta una nueva Constitución y una reforma al sistema de pensiones y salud.

“Chile no es el mismo que el que teníamos hace un par de semanas atrás. Chile cambió y el gobierno también tiene que cambiar y enfrentar estos nuevos desafíos y estos nuevos tiempos”, repitió el mandatario en la ceremonia de juramentación de los nuevos ministros.

Piñera nombró a Gonzalo Blumel como nuevo jefe de su gabinete. Asume en reemplazo del cuestionado Andrés Chadwick, miembro de su círculo más cercano y quien lo acompañaba desde su primer gobierno. Pero mantuvo en su cargo a los cuestionados ministros de Defensa, Alberto Espina, a la ministra de Transporte, Gloria Hutt y a la ministra de Educación, Marcela Cubillo

Nuevas protestas

Mientras Piñera hacía los cambios, los llamados a manifestaciones se multiplicaban. La Central Unitaria de Trabajadores (CUT) junto a otras decenas de organizaciones sociales volvieron a convocar a un “paro nacional”, en tanto en redes sociales circulan llamados a reunirse hoy frente al palacio presidencial y a seguir protestando en la plaza Italia, donde el viernes se realizó una concentración histórica de más de un millón de personas. 

Ayer los militares abandonaron las calles luego de que a medianoche dejara de regir el estado de emergencia.