Escucha esta nota aquí

El Gobierno argentino se vio envuelto en la polémica ayer, luego de que el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, criticó a un conocido caricaturista con comentarios que fueron rechazados por asociaciones de prensa, la oposición política e incluso el jefe de gabinete, Juan Manzur.

Un tuit del caricaturista Nik, autor del célebre personaje Gaturro, en el que criticaba al oficialismo por supuestamente regalar heladeras y viajes a estudiantes en medio de la campaña electoral para las legislativas de noviembre, fue respondido por Aníbal Fernández con otro mensaje que fue considerado intimidatorio y que finalmente lo llevó a pedir disculpas.

En esa respuesta, el ministro mencionó que la escuela ORT de Buenos Aires recibe subsidios del Estado, lo que el dibujante consideró como una amenaza velada, pues se trata del colegio al que acuden sus hijas.

“Para quienes siguen la discusión de Nik con mi persona, le escribí a su WhatsApp y le dije: ‘Si por cualquier cosa entendiste que esa expresión fue una amenaza, me disculpo’”, escribió el ministro.

En plena carrera electoral, los comentarios de Fernández fueron rechazados por el candidato oficialista a diputado Leandro Santoro, y por el jefe de gabinete, Juan Manzur, quien lo calificó como “muy desafortunado”.

La coalición opositora de centro-derecha Juntos por el Cambio pidió la destitución del ministro y también el gremio de la prensa.

Comentarios