Escucha esta nota aquí

Peritos forenses determinaron este miércoles que el cuerpo hallado en un paraje rural de la provincia argentina de Buenos Aires es el de un joven visto por última vez el 30 de abril en un retén policial, cuya desaparición había denunciado su familia.

Facundo Astudillo, de 22 años, había violado la cuarentena obligatoria en su ciudad natal de Pedro Luro para ir a visitar a su novia en Bahía Blanca, a 100 km de distancia, para lo cual hizo autostop en la ruta, pero nunca llegó a destino.

El cuerpo fue hallado el 15 de agosto en un canal y las pericias confirmaron que se trata de los restos de Astudillo, informó la justicia federal a la familia de la víctima. Los detalles sobre el motivo de la muerte y la fecha del deceso se conocerán en un mes.

La familia Astudillo y su abogado sospechan que Facundo murió a manos de la policía y que el lugar donde fue hallado el cuerpo, a cinco kilómetros de la ruta que debía transitar el joven, no es donde ocurrió la muerte.

"No cabe ninguna duda de que a Facundo lo desapareció la policía de la provincia de Buenos Aires", sostuvo el abogado de familia Leandro Aparicio.

Fotografías aportadas a la causa lo muestran esposado y junto a un móvil policial en un retén de la provincia de Buenos Aires, última imagen del joven con vida.

La policía, que lo retuvo en dos retenes en la ruta, afirma que se le redactó un acta por violar la cuarentena y que se lo dejó seguir camino.

Tras conocerse los resultados de la autopsia el presidente Alberto Fernández envió un mensaje público a la madre del joven, Cristina Castro, en el que comprometió su apoyo y el del gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, en la investigación.

"Quiero decirle a Cristina que cuenta conmigo y con Axel, los dos estamos comprometidos en saber lo que pasó", dijo el mandatario.

El 21 de agosto pasado Fernández recibió a la madre de Astudillo y a sus abogados en la quinta presidencial de Olivos. Una semana después también fue recibida por el gobernador Kicillof.

Amnistía Internacional emitió un comunicado en el que exige al Estado una investigación efectiva e independiente.

Distintos organismos defensores de los derechos humanos convocaron a una movilización para este jueves en la capital argentina para exigir justicia.

- Testimonios confusos -

Aunque la policía niega haber arrestado a Astudillo, testigos afirman haber visto cómo el joven era subido a un patrullero.

La querella recusó al fiscal por "ocultamiento de información" tras demoras en la entrega de las actas policiales y en los peritajes a patrullas en busca de rastros del joven.

La justicia federal se hizo cargo del caso y apartó de la investigación a la policía de la provincia de Buenos Aires.

Durante una requisa en una comisaría fue hallado en medio de la basura un amuleto de madera que la madre asegura pertenecía a su hijo.

Cristina Castro solicitó a la justicia el arresto de los policías, un hombre y una mujer, que interpelaron a Facundo en el segundo retén policial, pero la justicia no ordenó hasta el momento ninguna detención.

El día de la desaparición, Facundo y su madre hablaron por teléfono, una conversación cuya grabación fue aportada a la causa. "No sabés dónde estoy, no me vas a volver a ver", le dijo el joven a su madre tras lo cual la comunicación se cortó en forma abrupta, según explicó la mujer.

"Vamos a seguir sosteniendo la carátula de la desaparición forzada", dijo la madre en una carta publicada este miércoles a través de las redes sociales tras la confirmación de la muerte de su hijo.