Escucha esta nota aquí

La Policía Federal de Brasil desplegó este miércoles una operación en ocho estados para desarticular un grupo sospechoso de tráfico internacional de armas, informó la corporación en un comunicado.

La red, según las investigaciones, importaba desde Paraguay, de forma ilegal y sin certificados, armas de fuego y accesorios, que eran vendidos en plataformas virtuales sin recibos.

Unos 130 policías participan en la operación "Mercado de Armas" y cumplen 25 órdenes de allanamiento y búsqueda en Paraná, Ceará, Espíritu Santo, Minas Gerais, Río de Janeiro, Río Grande do Sul, San Pablo y Sergipe, estados que recorren de norte a sur el litoral brasileño. Un mandato de prisión también fue expedido. 

La policía federal informó en su comunicado que durante las investigaciones "fueron retenidas armas de fuego y accesorios escondidos dentro de equipos como radios, aires acondicionados y ollas eléctricas, que eran enviados y transportados por el correo nacional y por transportadoras privadas".

"Estos objetos eran importados de Paraguay por los investigados, quienes contaban con el apoyo de intermediarios paraguayos para traerlos a Brasil", explicó la policía.

El comunicado no informa del volumen de armas, pero destaca que uno de los accesorios importados, llamado "kit roni", puede ser utilizado para construir una especie de subametralladora. 

Los sospechosos deberán responder por tráfico internacional de armas de fuego, accesorios, uso de documentos falsos y lavado de dinero, crímenes que pueden acarrear penas de hasta 12 años de prisión, según la legislación brasileña.