Escucha esta nota aquí

La policía alemana dispersó el miércoles con cañones de agua una manifestación para protestar contra las medidas restrictivas impuestas debido a la pandemia de coronavirus, ante la negativa de los presentes a ponerse la mascarilla, comprobó un periodista de la AFP.

Poco antes, la policía había ordenado la disolución de esta concentración de entre 5.000 y 10.000 personas, cerca de la puerta de Brandemburgo, en el corazón de la capital alemana, tras haberles instado sin éxito a que respetaran las medidas sanitarias.

Los manifestantes portaban pancartas donde se podía ver a políticos alemanes, incluida la canciller Angela Merkel, vestidos como presos y con un letrero de "culpables".

En foros de Internet, se compararon las medidas del gobierno a la Ley Habilitante de 1933 que entregó poderes excepcionales al líder nazi Adolf Hitler.