Escucha esta nota aquí

La autopsia realizada a un joven negro desarmado fallecido en agosto a manos de dos policías blancos de Los Ángeles, y difundida este lunes por las autoridades, muestra que el chico recibió tres disparos por detrás, dos de ellos mortales.

El informe forense, al cual tuvo acceso la AFP, señala que Ezell Ford, de 25 años y que padecía problemas psicológicos según sus allegados, fue baleado en la espalda, el brazo y el abdomen.

El joven tenía restos de marihuana en su cuerpo, así como la marca del cañón de la pistola en la espalda, lo que sugiere que se le disparó a "una distancia muy corta".

Ford falleció la noche del 11 de agosto, dos días después de Michael Brown, un adolescente negro que sucumbió a los disparos de un agente blanco en Ferguson (Misuri) y cuya muerte volvió a abrir las heridas raciales en Estados Unidos.

Su familia y unas 40 personas se manifestaron pacíficamente por el sur de la ciudad para reclamar que los policías que dispararon al joven sean juzgados por homicidio.

"Queremos justicia para todos aquellos cuya vida fue arrancada por la policía", dijo a la AFP la tía del joven, Lenay Williams.

James Smith, un amigo de la víctima, aseguró por su lado sentirse "muy decepcionado" con la actuación de las autoridades y confesó tener "miedo de la policía".

El jefe de la policía de Los Ángeles, Charlie Beck, explicó en una rueda de prensa que "el informe de la autopsia no tiene nada de incoherente con la versión" de los policías involucrados, Sharlton Wampler y Antonio Villegas.

Beck precisó que la investigación "sigue abierta" y pidió la colaboración de posibles testigos para contrastar su versión con la de los policías.

Los agentes afirman que Ford caminaba de forma "sospechosa" y que parecía "esconder algo entre sus manos".

Ambos alegan que cuando le siguieron a pie, el joven quiso escaparse pero finalmente dio la vuelta y tiró al suelo a uno de ellos, desencadenando la actuación policial.

La asociación en defensa de los derechos de las minorías, Los Angeles Urban Policy Roundtable, alentó a la fiscalía a imputar a los policías porque "la autopsia calificó de homicidio la muerte de Ford".