Escucha esta nota aquí

El jefe de la diplomacia de Estados Unidos, Mike Pompeo, inició el jueves una gira por Sudamérica en Surinam, en donde instó al gobierno a asociarse con firmas estadounidenses y no chinas.

Ninguna firma estatal "puede superar la calidad de los productos y servicios de las empresas privadas estadounidenses", dijo Pompeo después de conversar con el recién elegido presidente surinamés, Chan Santokhi.

La parada en Surinam se produce al comienzo de una gira de tres días en la que también visitará Colombia y la frontera amazónica de Brasil, como parte de su campaña para resaltar la devastación económica en la Venezuela de Nicolás Maduro.

"Este es un momento emocionante para el potencial crecimiento económico en Surinam", dijo Pompeo en una conferencia de prensa conjunta con Santokhi en Paramaribo, poco antes de volar a la vecina Guyana.

China también está cortejando a estos dos pequeños países en vías de desarrollo que buscan inversión extranjera para aprovechar al máximo su potencial riqueza petrolera.

"Estados Unidos está ansioso por asociarse para garantizar que sea sostenible, que beneficie a todas las personas y acerque a nuestras naciones", dijo el funcionario estadounidense.

"Hemos visto al Partido Comunista de China invertir en países, y todo parece genial al principio y luego todo se derrumba cuando los costos políticos relacionados con eso se vuelven claros".

El viaje se interpreta en Surinam como un voto de confianza en el nuevo gobierno de Santokhi, elegido en julio para liderar la excolonia holandesa.

En su siguiente parada, Georgetown, capital de Guyana, Pompeo mantendrá conversaciones con miembros del nuevo gobierno del presidente Irfaan Ali, finalmente declarado ganador en agosto después de meses de disputas legales sobre los resultados de las elecciones celebradas en marzo.

La victoria le dio al gobierno de Ali el control de un boom petrolero ampliamente anticipado en el pequeño país de 750.000 habitantes.