Escucha esta nota aquí

El Dr. Anthony Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas de Estados Unidos, dijo que un nuevo estudio podría explicar la extraordinaria gama de reacciones que las personas experimentan ante el coronavirus, desde no tener síntomas, casos leves, hasta hospitalizaciones y muerte.

El descubrimiento, que encontró posibles señales de inmunidad en personas que habían estado expuestas previamente a otros tipos de coronavirus, también podría ampliar la búsqueda de una vacuna.

Fauci y otros científicos dijeron que el estudio publicado en Science este mes llegó a conclusiones prometedoras para entender por qué algunas personas expuestas al coronavirus por primera vez tienen una reacción ligera a al virus.

El estudio concluyó que el sistema inmunológico de aproximadamente la mitad de sus sujetos parecía reconocer exposiciones anteriores a otros coronavirus, como variantes del resfriado común, lo que les permite responder más rápidamente al Covid-19

Los hallazgos también ofrecen nuevos conocimientos que podrían ayudar en el desarrollo de una vacuna observando el comportamiento de los linfocitos, que ayudan a combatir el virus.

En este momento, todas las vacunas en desarrollo contra el coronavirus sometidas a ensayos clínicos se centran en el aprovechamiento de una sola proteína de anticuerpos que puede neutralizar el virus.

Exposiciones previas

Desde que comenzó el brote de coronavirus, científicos como Fauci han luchado con la pregunta de por qué el nuevo coronavirus golpea a algunas personas tan duramente y deja a otras ilesas.

“Una de las cosas que no creo que se haya enfatizado mucho durante el intento de abordar, científicamente, el brote Covid-19, y el desarrollo y las pruebas de vacunas, es que nos hemos centrado muy exclusivamente en la prueba de anticuerpos”, dijo Fauci a McClatchy en una entrevista reciente. “Hay otro componente igualmente importante del sistema inmunológico”.

El estudio, financiado por el Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas, que se dirige Fauci, es uno de los primeros en identificar la “reactividad cruzada” de las también llamadas células T en individuos que previamente han estado expuestos a una de las cuatro cepas de coronavirus endémicos.

Estas células son una línea secundaria de defensa en el sistema inmunológico una vez que los anticuerpos no logran controlar la infección.

“Es como un ejército con diferentes niveles de defensa, los anticuerpos evitan que el virus entre. Esa es la primera línea de defensa”, explicó Fauci. “En el caso de los virus que escapan e infectan algunas células, las células T matan a las células infectadas o las bloquean”.

Las células T de los individuos que participaron en el estudio reconocieron el nuevo coronavirus cuando entraron en contacto con el sistemas inmunológico por primera vez.

Fauci señaló que aunque las células T duran mucho más que los anticuerpos, no duran para siempre. Cuanto más recientemente un individuo se ha infectado con otro tipo de coronavirus, mayor es la probabilidad de cierta protección contra el Covid-19.

Esto puede explicar las grandes diferencias entre las personas de más edad, donde los científicos han rastreado tanto casos asintomáticos como muertes en grandes cantidades.

Aunque un individuo de edad avanzada pudiera haber quedado expuesto a un coronavirus común en los últimos años, otro puede no haber tenido esa exposición durante décadas, y su sistema inmunológico no lo recuerda, de manera que no tiene esa protección.

El Dr. Shane Crotty, virólogo del Instituto La Jolla de Inmunología y autor principal del estudio publicado en Science, dijo en una entrevista que los hallazgos podrían significar que las personas con memoria de células T de resfriados comunes están teniendo respuestas menos graves a la exposición al Covid-19.

“Al menos parte de esa memoria inmune es de los sistemas de personas que tuvieron resfriados comunes antes”, dijo Crotty.

“La mayoría de las personas han tenido esos cuatro coronavirus comunes en algún momento de su vida, y aproximadamente la mitad tienen memoria inmunológica que contra el nuevo coronavirus”.

Los hallazgos están ayudando a los científicos y autoridades de salud a entender mejor por qué algunas regiones del mundo se han visto más afectadas por la pandemia que otras.

Pero el impacto general de estos hallazgos todavía requiere una mayor investigación, dijo Crotty.

“No hay evidencia directa de un efecto de estas células en la gravedad de la enfermedad”, dijo Crotty, “pero hemos dado los pasos críticos en el camino para probar eso, mostrando que estas células existen, y ahora mostrando que estas células no son todas iguales en las personas, y que, definitivamente, algunas recuerdan a exposición al resfriado común”.

Tomado de El Nuevo Herald