Escucha esta nota aquí

Varios organismos de prensa en Brasil repudiaron la decisión de una jueza de prohibir a la cadena televisiva Globo difundir documentos del proceso por supuesta corrupción en contra del senador Flávio Bolsonaro, hijo mayor del presidente Jair Bolsonaro, por considerar que está bajo secreto de sumario.

La jueza de primera instancia Cristina Feijo de Rio de Janeiro emitió un medida cautelar la noche del viernes para impedir que TV Globo publicara cualquier documento vinculado a la investigación contra el senador, atendiendo un pedido de la defensa, reportaron los medios de comunicación.

"Parece que se está volviendo una praxis en el país la censura a la prensa, tal como ocurría en el tiempo de la dictadura militar" entre 1964-1985, denunció este sábado el presidente de la Asociación Brasileña de Prensa (ABP), Paulo Jerónimo.

"La decisión dificulta la cobertura periodística sobre las graves denuncias contra el senador e impide a la sociedad evaluar el desempeño de las autoridades en la investigación de los hechos", advirtió de su lado la Asociación Brasileña de Periodismo de Investigación (Abraji) el viernes.

Flavio Bolsonaro, de 39 años, está bajo investigación por su supuesta participación, junto a su exasesor, el policía retirado Fabricio Queiroz, en un esquema de pagos ilícitos en su gabinete cuando era diputado regional en Rio de Janeiro.

"Acabo de ganar una cautelar impidiendo a #globolixo [globobasura] publicar cualquier documento en mi proceso bajo secreto de sumario. No tengo nada que esconder y expliqué todo, pero las narrativas que parte de la prensa inventa para desgastar mi imagen y la del presidente Jair Bolsonaro son criminales", escribió el senador en sus redes sociales el viernes.

"La jueza entendió que eso es altamente lesivo para mi defensa", agregó.

Fabricio Queiroz y su esposa, detenidos en junio pasado, habrían depositado en la cuenta de la primera dama Michelle Bolsonaro un total de 89.000 reales (unos 26.000 dólares al cambio promedio de 2016) entre 2011 y 2016 producto del esquema de desvíos, según varios reportes de prensa.

Los cuestionamientos sobre el caso han causado agresivas reacciones del presidente, para quien la investigación busca dañar a su gobierno. 

"¡Qué ganas de reventarte la boca a golpes!", amenazó Bolsonaro a un periodista del diario O Globo el 23 de agosto que le cuestionó sobre los depósitos a su esposa.