Escucha esta nota aquí

Estuvieron en la primera línea de acción desde que se decretó el estado de emergencia sanitaria en Perú el pasado 15 de marzo por la presencia del coronavirusMédicos, policías y militares salieron a servir a millones de peruanos.

Los primeros, atendiendo junto con las enfermeras e internistas a miles de pacientes contagiados por el Covid-19, pese a las carencias en el sistema de salud. Los segundos, tratando de mantener el orden e instruyendo a los ciudadanos, a quienes a veces les cuesta entender las normas que obligan al confinamiento obligatorio y en otras al distanciamiento físico. Los terceros, apoyando con patrullas en el control del orden público. No obstante, el impacto de la pandemia ha causado estragos en las filas de cada sector, según reporte publicado por el diario Perú 21

Misa en memoria

Los médicos llegaron ayer hasta la iglesia Virgen de Fátima, en Miraflores, para rendir homenaje a 20 de sus colegas fallecidos en actos de servicio en diferentes centros médicos del país. El decano de la Orden, Miguel Palacios, indicó que en los últimos tres días falleció un médico cada 12 horas. En esa línea, informó que abogarán porque se les brinde mejores condiciones a sus colegas que sirven en la primera línea de acción.

Indicó que pedirán mayor atención a la falta del aire en las salas de emergencia y de cuidados intensivos para evitar contagios por la alta carga viral. Informó que de los médicos que atienden la pandemia, 840 dieron positivo al Covid-19, 50 están en unidades de cuidados intensivos y 20 han fallecido. “Nos asusta la velocidad con la que están muriendo nuestros médicos”, dijo durante una transmisión en vivo.

Por su parte, el ministro del Interior, Gastón Rodríguez, informó que la Policía Nacional registra 4,098 efectivos contagiados y 82 fallecidos. A su turno, el titular de Defensa, Wálter Martos, informó que en las Fuerzas Armadas son 1.172 los integrantes infectados y siete efectivos los que perdieron la vida. Martos precisó que del número de muertos de efectivos militares, cinco pertenecen a la Marina de Guerra y dos al Ejército. 

Falta de protección

Sobre este último punto, Ricardo Valdés, exviceministro del Interior, recordó que en el caso de los policías, al principio la instrucción era llevar a los que estaban incumpliendo las normas directamente a una comisaría. “Allí había un nivel de exposición por un mayor contacto”, señaló.

Además, dijo que los equipos de protección personal no eran los más adecuados ni los más idóneos. “Por último, no se aplicaron a tiempo las pruebas necesarias para identificar los casos y poder aislarlos”, subrayó.



Comentarios