Escucha esta nota aquí

El presidente argentino Alberto Fernández descartó este miércoles una devaluación del tipo de cambio oficial o el congelamiento de los depósitos bancarios en divisas, en momentos en que su gobierno ha reforzado su muy estricto control de cambios.

"Estamos enfrentando el problema de la falta de divisas, que objetivamente heredamos por una desconfianza que se crea porque se repiten cosas que no son ciertas, desde los que plantean que se viene una devaluación hasta que podemos quedarnos con los depósitos de la gente", dijo Fernández en un coloquio virtual.

En Argentina rige un control de cambios desde 2019, que se ha hecho cada vez más estricto. Sin embargo, las reservas del Banco Central han caído más de 11.000 millones de dólares en el último año con una aceleración en la baja en los meses recientes por compras de dólares de particulares.

Las reservas internacionales brutas se ubican en unos 41.000 millones de dólares, pero los expertos estiman que las netas apenas rozan los 5.000 millones.

Los particulares solo pueden adquirir 200 dólares mensuales al cambio oficial, y deben pagar dos impuestos: uno de 30% y otro de 35%.

Esa demanda hizo crecer el mercado paralelo, en el cual la brecha con la cotización oficial supera el cien por ciento.

Este miércoles la cotización oficial es de 82,97 pesos por dólar (antes de los impuestos) mientras en el mercado informal llega a 167 pesos.

El llamado mercado 'blue' es pequeño en volumen de operaciones, más restringido aún por la caída del turismo debido a la pandemia, pero suele ser un referente de las expectativas.

Con una inflación de 53,8% en 2019 y una proyectada en torno a 40% para este año, los argentinos recurren al dólar como resguardo de valor.

"En un tiempo en que ahorrar en dólares es costoso y difícil, y yo sé que es una alternativa que los argentinos encuentran para poder sostener la rentabilidad mínima de sus ahorros, nosotros queremos darles alternativas para invertir", dijo Fernández en su discurso.

En ese sentido anunció que lanzará un plan de construcción de viviendas.

"La idea es desarrollar fuertemente en el año entrante la construcción y la obra pública. Para los que quieran pensar en invertir su dinero la construcción va a ser una gran alternativa porque vamos a darle incentivos muy fuertes", anunció.