Escucha esta nota aquí

El presidente Alberto Fernández exhortó este sábado a los argentinos a mantener viva la memoria, a poco de cumplirse el 24 de marzo un nuevo aniversario del golpe de Estado de 1976, durante un homenaje a trabajadores detenidos y desaparecidos durante la dictadura.

"Les pido a todos que cada 24 de marzo recordemos francamente el horror que vivimos", dijo el presidente en el Espacio para la Memoria erigido donde funcionó la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), el mayor centro de tortura y exterminio de la dictadura (1976-1983) por donde pasaron miles de prisioneros.

Rodeado de representantes de Abuelas y Madres de Plaza de Mayo, que buscan a sus hijos desaparecidos y nietos robados al nacer, Fernández evocó la lucha de esas mujeres que "tuvieron el coraje que la inmensa mayoría de la sociedad argentina no tuvo".

"Ellas solas se pararon frente al poder para denunciar lo que pasaba y algunas, como Azucena Villaflor (fundadora de Madres de Plaza de Mayo) dejaron la vida en ello", remarcó al recordar a las víctimas que organismos de derechos humanos cifran en 30.000.

"Muchos quieren que el olvido nos gane", advirtió el mandatario. Pero "el 24 de marzo se produjo un quiebre moral en la sociedad argentina que nunca tenemos que dejar de repudiar", enfatizó.

- "Negacionistas" y memoria -

El presidente aludió a la exhibición en Plaza de Mayo de bolsas mortuorias que simulaban contener cadáveres con nombres de dirigentes defensores de derechos humanos y líderes políticos durante una marcha opositora a fines de febrero.

La escena fue montada por iniciativa de la agrupación de derecha Jóvenes Republicanos. La marcha había sido convocada para repudiar la vacunación privilegiada de unas 70 personas contra el covid-19, escándalo que le costó el cargo al ministro de Salud, Ginés González García.

"Lamentablemente persisten las dos Argentinas; resulta que los republicanos son ellos, pero a los que echan a patadas en los golpes es a nosotros y los que vienen detrás de los golpistas son los republicanos", afirmó. 

"Cada dos por tres en las filas de ellos aparecen los negacionistas y en las filas nuestras aparece la memoria", argumentó.

Fernández también evocó las más de 1.000 condenas en los juicios contra criminales de la dictadura.

"Hoy la condena a un genocida es un acto lógico, no excepcional. Es el mayor triunfo como sociedad", dijo.

- Homenajes -

El acto es el primero de una serie de homenajes que se llevarán a cabo en los próximos días, entre ellos una marcha el miércoles convocada por organizaciones de izquierda.

Las Abuelas de Plaza de Mayo impulsaron la iniciativa "Plantamos memoria", que invita a los ciudadanos a plantar 30.000 árboles en memoria de los desaparecidos.

También los clubes de fútbol sumaron sus homenajes. Racing Club anunció que "restituirá la condición de socias y socios a las detenidas y detenidos por la última dictadura militar". En tanto, Boca Juniors y River Plate convocaron a familiares de socios desaparecidos.

Por otra parte, la cancillería lanzará el miércoles una Campaña Internacional por el Derecho a la Identidad, para potenciar la búsqueda de nietas y nietos apropiados por la dictadura que pudieran estar residiendo en el exterior.

Se calcula que la dictadura fue responsable del robo de unos 500 niños, de los cuales 130 recobraron su identidad gracias a la labor de Abuelas de Plaza de Mayo.

Comentarios