Escucha esta nota aquí

El presidente argentino Alberto Fernández promulgó este jueves la ley de interrupción voluntaria del embarazo, aprobaba en un histórico debate parlamentario el 30 de diciembre.

La ley permite acceder a un aborto hasta la semana 14 de gestación a sólo requerimiento y dentro de un plazo máximo de 10 días de expresada esa voluntad.

“Hoy tenemos una mejor sociedad, una sociedad más igualitaria. Hoy empezamos a escribir otra historia, que es la historia de buscar más derechos donde los desequilibrios aún existen. Porque está claro que no terminó aquí la batalla por la desigualdad de la que estamos hablando, se va a terminar el día que en el trabajo las mujeres tengan más mismas oportunidades que los hombres, que no haya una discriminación de ingresos y que ninguna mujer pierda una oportunidad de trabajo por la posibilidad de quedar embarazada”, indicó en su discurso Fernández.

Con la nueva ley, las mujeres argentinas de más de 16 años podrán abortar de manera legal  tras firmar un consentimiento informado por escrito. 

En referencia a uno de los aspectos más polémicos del proyecto, la objeción de conciencia por parte del personal médico, la ley obliga a todos los hospitales a tener un médico que esté dispuesto a practicar un aborto y a practicarlo en un plazo de diez días tras la solicitud.



Comentarios