Escucha esta nota aquí

El presidente de Panamá, Laurentino Cortizo, pidió hoy ayuda a su homólogo de Estados Unidos, Donald Trump, para enfrentar la pandemia de coronavirus en momentos en que el país presenta el mayor número de muertos y contagiados de Centroamérica.

"Acabo de recibir una cordial llamada del presidente Donald Trump para intercambiar ideas sobre el Covid-19, enemigo que está atacando nuestros países y nuestra gente. Como amigo y aliado nos ofreció ayuda. Le solicité apoyo con ventiladores, pruebas PCR y pruebas serológicas", anunció Cortizo en su cuenta de Twitter.

"Nuestros equipos estarán coordinando" a través de la cancillería panameña "esta solicitud de cooperación", añadió Cortizo, en un mensaje que acompaña con una foto en la que se le ve reunido con su canciller, Alejandro Ferrer.

Hasta el viernes, Panamá acumulaba 231 fallecidos y más de 8.000 contagios por CovidD-19. Más de 3.000 infectados están en aislamiento y 333 hospitalizados, 85 de ellos en cuidados intensivos. Hay más de 4.500 entre recuperados clínicos y de laboratorio. 

Las autoridades afirman que el alto número de fallecidos y casos se debe al gran volumen de pruebas que se realizan, más de 40.000 hasta la fecha.

La petición de ventiladores a Estados Unidos llega días después de que el viceministro de la Presidencia de Panamá, Juan Carlos Muñoz, dimitiera tras la fallida compra de un centenar de respiradores para tratar pacientes con el nuevo coronavirus, un caso que es investigado por la fiscalía por presunto peculado.

El gobierno panameño, a través de Muñoz, se había comprometido a comprar un centenar de respiradores por cerca de 5,2 millones de dólares, lo que generó molestia en la opinión pública por el costo de los aparatos y el inicio de una investigación por parte de la Fiscalía Anticorrupción.

Panamá achacó los altos precios a la fuerte demanda mundial de estos aparatos cruciales para salvar a los pacientes más graves con Covid-19.