Escucha esta nota aquí

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, anunció que su último año de gobierno, que se inició hoy domingo,se enfocará en la salud y el empleo, duramente golpeados por el coronavirus que mantiene al país confinado desde marzo.

"Estos serán los cuatro pilares de mi último año de gobierno: salud, alimentación, empleo y dolarización", manifestó el mandatario al presentar su informe anual de labores ante la Asamblea Nacional.

Moreno empezó su cuarto año de gestión en medio de la pandemia, que con más de 36.700 casos, incluidos 3.100 muertos, mantiene a Ecuador entre las naciones latinoamericanas más azotadas.

Las autoridades también reportan unos 1.900 fallecidos probables por el virus.

"Hoy ante la situación en que vivimos, las prioridades del país son: primero, preservar la salud de todos; segundo, asegurar la supervivencia de quienes no tienen ni siquiera alimentación; tercero, reactivar la economía para proteger el empleo; y cuarto, cuidar a toda costa la dolarización" implantada en marzo de 2000, dijo Moreno.

El gobernante, quien señaló que desde que se activó la emergencia sanitaria por la pandemia se han "perdido 150.000 empleos", habló en el hemiciclo legislativo como establece la Constitución. y que estuvo casi vacío debido a la pandemia.

Desde que el 29 de febrero se detectó el primer caso de covid-19 en Ecuador, el Estado ha perdido unos 8.000 millones de dólares por la caída de exportaciones y recaudación de impuestos a causa de la paralización de actividades dispuesta para promover el confinamiento y evitar la propagación, según el Ejecutivo.

Ante la crisis económica, la administración de Moreno impulsa reformas para reducir el horario de trabajo y los salarios de empleados públicos.

"Hemos solicitado un esfuerzo a nuestros servidores públicos. Les hemos pedido trabajar 25% menos de tiempo y tener 16% menos de ingresos, para invertir ese ahorro en salud y en préstamos fáciles para nuestros emprendedores", expresó Moreno.