Escucha esta nota aquí

Tras resistirse meses a usarlo, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, se mostró este martes con un tapabocas por primera vez desde el inicio de la pandemia, obligado por la norma para abordar el vuelo comercial que lo lleva a Estados Unidos, donde se encontrará con Donald Trump.

Imágenes de la cadena local Grupo Fórmula muestran al mandatario mexicano sentado en el avión, del lado de la ventanilla, con un barbijo quirúrgico de color celeste, alzando la mano repetidas veces para saludar a otros pasajeros que le toman fotografías.

Es la primera vez que López Obrador aparece en público con el rostro cubierto por este accesorio, que autoridades sanitarias y la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) recomiendan para prevenir contagios, y cuyo uso es exigido por aerolíneas.

El mandatario izquierdista también había sido reacio hasta ahora a someterse a la prueba de detección de Covid-19, pese a que tres altos funcionarios de su Gobierno con los que tuvo contacto directo resultaron contagiados en semanas recientes.

Finalmente, López Obrador debió hacerse el test, que resultó negativo según él mismo informó este martes, para poder salir del país.

La visita a Trump es la primera salida al extranjero del presidente mexicano en 18 meses de mandato, en un punto crítico de la pandemia y al calor de la contienda electoral estadounidense.

Al inicio de la crisis sanitaria, López Obrador fue duramente criticado por insistir en participar en actos públicos, y en abrazar y besar a sus seguidores pese a las advertencias sobre el contagio de Covid-19.

Ante el avance de la enfermedad, el mandatario rectificó y canceló por varias semanas sus giras por el país. Posteriormente las retomó, pero restringiendo casi por completo el acceso de público a sus eventos.

México, con 127 millones de habitantes, suma hasta el lunes 261.750 casos confirmados y 31.119 personas fallecidas a causa del Covid-19.