Escucha esta nota aquí

Las autoridades estadounidenses creen que la explosión del viernes en el centro de la ciudad estadounidense de Nashville pudo ser un acto suicida, informaron ayer fuentes oficiales a las cadenas CNN, CBS News y ABC News.

El Buró Federal de Investigaciones (FBI) registró este sábado con una orden judicial una vivienda en el barrio de Antioch, en el sureste de la ciudad, para determinar si los aparentes restos humanos que se hallaron en la zona de la explosión pertenecían a la persona que residía en esa casa, precisó ABC.

Las autoridades han identificado a un posible sospechoso del ataque, Anthony Quinn Warner, un hombre blanco de 63 años, según fuentes oficiales consultadas por ABC y CBS.

La vivienda de Antioch y otras propiedades a las que acudieron las autoridades están relacionadas con Warner, aseguró ABC News, aunque todavía hay que esperar al análisis forense de los restos hallados en la zona de la explosión para averiguar si hay una conexión.

Investigan más de 500 pistas

Según CBS News, Warner poseía una autocaravana similar a la que contenía la bomba que estalló este viernes en el centro de Nashville, donde dejó tres heridos leves y al menos 41 edificios dañados.

La Agencia Federal de Manejo de Emergencias indicó el sábado en un reporte que se determinó que muestras de tejido halladas en el lugar son de restos humanos y que trabajan vigorosamente a fin de identificar a quién pertenecen los restos.

Autoridades consultadas subrayaron que todavía no han llegado a ninguna conclusión definitiva en la investigación que lidera el FBI, que indaga en más de 500 pistas relacionadas con el suceso.

"Estamos investigando a una serie de personas", se limitó a decir en rueda de prensa Douglas Korneski, el agente especial a cargo de la oficina de campo del FBI en Memphis, Tennesee.

"Nos va a tomar algo de tiempo”, resaltó Korneski. "Nuestro equipo de investigación está levantando piedra tras piedra” para comprender quién hizo esto y por qué, agregó.

Una de las pistas que siguen el FBI y el resto de agencias federales, estatales y locales es, según CNN, la posibilidad de que el ataque tuviera como objetivo perturbar las telecomunicaciones en la zona, que continuaban seriamente afectadas hasta la tarde del sábado.

La autocaravana estalló el viernes en el tranquilo centro de Nashville, uando estaba aparcada enfrente de un edificio de la empresa de telecomunicaciones AT&T, lo que provocó la interrupción del servicio de telefonía fija y celular de miles de personas en todo el estado de Tennessee, y en partes de los vecinos Kentucky y Alabama.


Comentarios