Escucha esta nota aquí

Sumida en la recesión económica, Argentina celebra este domingo unas elecciones primarias obligatorias que servirán de ensayo para las presidenciales de octubre, en las que el mandatario liberal Mauricio Macri buscará la reelección frente al peronista de centro-izquierda Alberto Fernández.

Unos 33,8 millones de argentinos están llamados a votar hoy para definir quiénes quedan habilitados para competir en los comicios del 27 de octubre, en los que, además de elegir presidente y vicepresidente, estarán en juego 130 sillas en la Cámara de Diputados y 24 bancas del Senado.

Macri, quien buscará la reelección en octubre próximo, afirmó que en las primarias se definirá cómo serán los próximos 30 años del país.

"Hoy es muy importante lo que pase en esta elección. Es una elección que expresa muchas cosas hacia adentro y hacia afuera del país. Esta elección define los próximos 30 años de la historia de nuestro país", dijo el mandatario tras votar en la escuela pública Wenceslao Posse, en el barrio capitalino de Palermo.

Argentina llega a estas primarias con un electorado altamente polarizado entre Macri y la opción que representa el peronista Alberto Fernández, candidato del Frente de Todos y que lleva como compañera de fórmula a la senadora y expresidenta Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015).

El peronista Alberto Fernández, precandidato a presidente de Argentina por el opositor Frente de Todos, prometió que, una vez que pasen las primarias de este domingo, hará una convocatoria "a todos los argentinos" para solucionar los "infinitos problemas" que vive el país suramericano.

"Para mí es un día muy importante porque es un día donde los argentinos deciden el futuro y a mí me parece que es muy valioso que eso ocurra", dijo el precandidato tras votar en la sede de la Universidad Católica Argentina, en el barrio capitalino de Puerto Madero.

Comentarios