Escucha esta nota aquí

El primer ministro británico Boris Johnson pidió este lunes al presidente Vladimir Putin que se aleje del "precipicio" en la crisis con Ucrania y estimó que la situación es "muy muy peligrosa" y podría haber una invasión rusa "en las próximas 48 horas".

"La situación es muy, muy peligrosa y difícil, estamos en el borde del precipicio pero aún hay tiempo para que el presidente Putin se aleje", dijo el jefe de gobierno a los medios locales.

"Instamos a todo el mundo al diálogo (...) para evitar un error catastrófico", añadió.

Pese a que las autoridades ucranianas acusan a Estados Unidos y Reino Unido de ser demasiado alarmistas sobre la posibilidad de una intervención inminente, Johnson aseguró que las pruebas son claras: "Hay 130.000 militares en la frontera ucraniana y otros signos que muestran que hay preparativos para una invasión".

"Como ha dicho (el presidente estadounidense Joe) Biden hay señales que muestran que están al menos preparando algo que podría ocurrir en las próximas 48 horas", aseguró.

Johnson prevé viajar a Europa del norte esta semana, sobre todo a los países bálticos. El dirigente ya estuvo en Kiev hace dos semanas y el Reino Unido entregó por primera vez a Ucrania armas de gran envergadura, entre ellas misiles antitanques.

Comentarios